El subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal del Ministerio del Interior, Ricardo Delgado, sostuvo que el Gobierno ha "cambiado la lógica de la obra pública" que se utilizaba en la gestión anterior, implementando castigos para las constructoras que incumplan los contratos. "Debemos empezar a dar vuelta esta imagen que todos los argentinos están viendo todos los días, como si el episodio de las coimas fuera una triste novela de la obra pública", explicó al respecto.

El funcionario explicó que "desde el 10 de diciembre del 2015" se modificó "la lógica del Registro" de las firmas constructoras que llevan adelante trabajos de infraestructura para el Gobierno. Delgado precisó que ahora el Ministerio "prevé un listado de sanciones bajo distintas causas a aquellas empresas que incumplen, por determinadas maneras, algún tipo de obra".

"Durante los 12 años de los tres gobiernos anteriores, el Gobierno no sancionó ni suspendió a ninguna empresa", aseguró Delgado en declaraciones realizadas en Radio Nacional. En este sentido, detalló que en lo que va de su gestión, se sancionó o suspendió a 20 firmas constructoras.