La Cámara de Diputados dictaminó a favor del proyecto que penaliza la tenencia de pornografía infantil, en tanto que se postergó por una semana la firma del despacho a la iniciativa que tipifica y establece multas por el delito de acoso sexual callejero.

Ambos proyectos fueron tratados en la comisión de Legislación Penal, que preside Gabriela Burgos (UCR-Cambiemos), y la idea es que puedan ser incluidos en el temario de la sesión prevista para el 21 del presente mes.

La iniciativa que busca erradicar la pornografía infantil, que modifica el artículo 128 del Código Penal, ya cuenta con media sanción del Senado (aprobada por unanimidad el 30 de noviembre pasado) y estipula sanciones por la simple posesión de material pornográfico infantil, con penas de entre tres y seis años de prisión.

A diferencia de esta iniciativa que obtuvo dictamen favorable, no corrió la misma suerte el proyecto de acoso sexual callejero, que unifica las propuestas de Olga Rista (UCR), Victoria Donda (Libres del Sur) y Gabriela Troiano (Socialista).

El texto ya estaba listo para ser despachado al recinto tal como anhelaba Burgos, pero el fuego amigo de su correligionario Luis Petri, quien interpuso objeciones respecto de la redacción, frenó este objetivo.

Según Petri, la indemnización a la víctima contemplada en la normativa propuesta es competencia de la Justicia Civil, y por lo tanto no puede estar fijada por el Código Penal.

En el dictamen consensuado, que será enmendado en asesores, se preveían multas de entre 3.000 y 25.000 pesos para quien realizara acciones con connotación sexual "a través de gestos y/o en forma verbal": lo recaudado será destinado al Instituto Nacional de las Mujeres para el fortalecimiento de políticas de prevención. Las acciones penalizadas son aquellas que generen "intimidación, hostilidad, degradación, humillación y/o un ambiente ofensivo" en quienes las reciban.