El secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, consideró hoy que "no es atinada" la iniciativa de suspender los partidos de fútbol en los cuales se insulte la figura del presidente Mauricio Macri, y se pronunció en favor de "defender la libertad de expresión más allá de lo que se manifiesta".

"Alentamos el respeto a la investidura de todos los presidentes, pero eso no implica censurar ninguna manifestación", señaló Avruj a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

El funcionario se mostró partidario de "defender la libertad de expresión siempre", más allá de lo que "se manifiesta, siempre y cuando sea sin violencia y sin discriminación".

Uno de los sindicatos de los árbitros del fútbol argentino, Sadra, sugirió a la AFA que analice suspender los partidos cuando las hinchadas insulten al presidente de la Nación.

Guillermo Marconi, secretario general del gremio, señaló a un matutino: "Estamos analizando suspender los partidos y viendo la cuestión legal", y justificó la aplicación de medidas "si se encuadra dentro de un acto de discriminación".

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, quien se encuentra fuera del país, le transmitió a Marconi que se trata de "un tema político", que "no es jurisdicción de los árbitros parar".