La Legislatura bonaerense sancionó ayer la ley que modifica el régimen previsional vigente para los empleados del Banco Provincia y eleva la edad en forma escalonada desde los 57 a los 65 años. Paran bancarios de 13 a 15 horas en protestas por la medida.

La decisión se dió en el marco de un fuerte operativo de seguridad desplegado en torno al Palacio Legislativo ante la marcha de protesta de gremios estatales y bancarios.

En la movilización que realizó la Asociación Bancaria en las puertas de la Legislatura bonaerense, el secretario general, Sergio Palazzo, confirmó que el paro en el Banco Provincia continuará también mañana donde se realizarán asambleas en todos los bancos en las últimas dos horas de trabajo para definir las medidas a adoptar.

La norma, que fue aprobada primero en Diputados y luego sancionada por el Senado, establece que tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad".

Con estas modificaciones que fueron elaboradas por el Poder Ejecutivo, la gobernadora María Eugenia Vidal pretende reducir el déficit que tiene la Caja de Jubilaciones del Banco Provincia, previsto para el año próximo en unos 6.000 millones de pesos.

Además, modifica la tasa de sustitución, es decir el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado al bajarlo del 82 al 70 por ciento, con lo que lo "iguala con el resto de los empleados bancarios", según explicó en el recinto el diputado de Cambiemos Marcelo Daletto.