La senadora Cristina Fernández quedó más cerca del juicio oral por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, luego de que el juez federal Claudio Bonadio diera por concluida la investigación en primera instancia.

El magistrado le corrió vista a la querellas -AMIA y DAIA, y un familiar de una víctima del atentado- para que opinen si consideran que está concluida la investigación o si resta alguna medida de prueba que pudiera aportar información trascendente.

En la causa se investiga si detrás de la firma del Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán, en el marco de la causa AMIA, se urdió un pacto para reflotar el comercio entre ambos países y dotar de impunidad a los iraníes sobre los que pesan alertas rojas de Interpol. Bonadio ordenó además que quede habilitada la feria judicial a partir del 10 de enero para que las querellas opinen sobre el cierre de la instrucción, por lo que, a partir de ese día, tendrán seis días -prorrogables por seis más- para expresarse.

Luego de correr vista a las querellas, Bonadio pedirá la opinión del fiscal Eduardo Taiano, tras lo cual quedará en condiciones de enviar la causa a juicio oral y público, evento que se sustanciaría también en el edificio de los tribunales federales de Comodoro Py.

Bonadio dio por concluida la investigación sin recibir el testimonio del ex secretario general de Interpol Ronald Noble, quien desmintió en reiteradas oportunidades que el acuerdo hubiera puesto en peligro o morigerado las aletas rojas de Interpol que aún pesan sobre cino iraníes acusados por el atentado a la AMIA.