A pesar de que la Argentina lidera el ránking de consumo masivo en América Latina, los niveles de compras cayeron nada menos que un 10% en términos per cápita en los últimos cinco años -comparando 2013 con 2017-, aunque el proceso más negativo ocurrió durante el actual Gobierno, por un conjunto de factores como la suba de las tarifas de servicios.

Sin embargo, la Argentina todavía lidera el ranking regional. "Más allá de la importante caída en el consumo per cápita de la base de la pirámide en los últimos dos años, por los incrementos en servicios públicos sobre la inflación, Argentina todavía mantiene una diferencia relativamente baja entre niveles socio-económicos cuando se la compara con otros países de la región, y eso todavía marca la diferencia" resaltó Federico Filipponi, director comercial de KantarWorldpanel.

El analista agregó que "Argentina tiene un producto bruto interno por habitante 15% inferior a Chile; sin embargo el consumo masivo per cápita es 5% superior. Esto en parte se explica porque en nuestro país aún faltan ajustes en los valores de los servicios públicos, que limitarán el ingreso disponible para el consumo masivo en los hogares de menores recursos, y así el nivel de consumo se nivelará con el del país trasandino".

Los argentinos consumen un 41% más que el promedio de las personas de Latinoamérica, en las categorías de consumo masivo y duplican a Bolivia, Ecuador y Perú mientras que Chile y Brasil siguen en segundo y tercer lugar respectivamente, según se desprende de un estudio realizado Kantar Worldpanel.

Además, el consumo en Argentina logra la mayor diferencia en los sectores de bebidas sin alcohol, alimentos secos, y cuidado personal, donde las personas consumen el doble que el promedio de la región. El ranking se armó en base al consumo anual en volumen que hacen los más de 30 mil hogares que colaboran de manera continua con la empresa, y contempla 45 categorías de los sectores de alimentos secos, frescos y congelados, lácteos, bebidas sin alcohol, cuidado personal y cuidado del hogar.

Consumo paralizado

A pesar de que el Gobierno fijó en el Presupuesto 2018 una meta de crecimiento económico de 3,5%, éste no sería traccionado por el consumo, teniendo en cuenta que las proyecciones de especialistas prevén una suba anual por debajo del 1%.

El aumento calculado de la canasta de consumo masivo para este año es de un 0,7%, de acuerdo al análisis realizado por la consultora Kantar Worldpanel, en conjunto con Ecolatina.

Como ocurre cada vez que el precio de la tarifa de gas se incrementa, los alimentos panificados se remarcan de manera casi inmediata y esta vez no será la excepción. Desde los próximos días, en los hipermercados, los mayoristas y los comercios de barrio, tanto el pan como todos sus derivados aumentarán hasta el 9 por ciento, factor que incidirá en la inflación de abril.

Sin dudas, para el Gobierno, esta lista de incrementos es un verdadero "mazazo" casi final a las expectativas oficiales de inflación.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos