El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, expresó ayer su "desacuerdo" con el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, por el aval que brindó al proyecto de reforma previsional impulsado por el Gobierno.

Consultado sobre la reunión que -junto a otros mandatarios provinciales- Peppo mantuvo el viernes con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el exjefe de Gabinete consideró: "Sinceramente expreso mi desacuerdo. Y se lo digo con absoluta franqueza a él y lo digo públicamente".

"No comparto ninguna de las iniciativas del Gobierno: ni la reforma tributaria, ni la reforma laboral ni la reforma previsional, y mantengo una posición incólume en contra", sostuvo. "Van a quedar como viles traidores a la voluntad popular", dijo sobre los gobernadores que apoyan la reforma.