Aunque con números distintos, las elecciones de Río Negro dejaron un escenario político similar al que quedó en Neuquén a partir de los comicios del mes pasado. Al cierre de esta edición, con el 36% de las mesas escrutadas, el oficialismo se imponía por el 54,10% de los votos, de la mano de Arabela Carreras, aún cuando la Corte Suprema de la Nación prohibió al actual gobernador, Alberto Weretilneck, competir por un tercer mandato. En segundo lugar quedó el candidato del Frente para la Victoria, Martín Soria, con el 33,69%. Y, una vez más, el tercer puesto fue para la alianza Cambiemos, que llevaba como cabeza de lista a la diputada radical Lorena Matzen, quien alcanzó 5,68%.

El fallo del Alto Tribunal no logró torcer el rumbo de la votación, aún cuando en Juntos Somos Río Negro temían perder algunos puntos, estaban seguros de que lograrían retener la gobernación. Weretilneck no es el único que respiró más que aliviado apenas se conocieron los primeros datos del Tribunal Electoral, que pasadas las 20 comenzó a mostrar una amplia ventaja del frente oficialista. También en la Casa Rosada celebraron el resultado, debido a que -al igual que con la votación en Neuquén- en el Ejecutivo nacional apostaban por la continuidad del oficialismo provincial, como un modo de evitar que el kirchnerismo obtuviera un triunfo a través del intendente de General Roca.

La actual ministra de Turismo, acompañada por el legislador Alejandro Palmieri, no sólo se transformó en la primera mujer que estará al frente del gobierno de Río Negro, sino que además aventajó al binomio de Soria y la senadora Magdalena Odarda por casi 20 puntos porcentuales. Mientras tanto la fórmula de Matzen y la macrista Flavia Boschi quedó muy atrás.

Tanto el oficialismo provincial como el Frente para la Victoria lograron mantener los porcentajes que obtuvieron en las elecciones a gobernador de 2015. Matzen duplicó el 3% que había obtenido el ex mandatario radical Horacio Massaccesi, quien en ese entonces no se presentó por Cambiemos sino por la histórica Lista 3.

La candidata de Cambiemos casi no recibió apoyo de funcionarios nacionales

Al igual que otros mandatarios de fuerzas provinciales, el gobernador rionegrino tiene un muy buen vínculo con la administración central, razón que en parte explica su aval a algunas de las políticas económicas de la gestión de Mauricio Macri, como el endeudamiento externo y el incremento tarifario. No por casualidad, en las últimas semanas la candidata de Cambiemos casi no recibió apoyo de funcionarios nacionales. “No me siento abandonada”, se vió obligada a decir Matzen hace días para despejar las versiones sobre que en Balcarce 50 respaldaban a Juntos Somos Río Negro.

Aunque, en menor o mayor grado, los tres principales candidatos evitaron nacionalizar los comicios, Soria apeló a la cercanía que existe entre el gobierno provincial y el nacional para intentar captar votos en momentos en los que la figura presidencial -según algunas encuestas- está en caída en Río Negro. “Es un día histórico para los rionegrinos y que a la tarde festejamos. De lo contrario, festejan Macri y sus socios”, dijo temprano el hijo del ex gobernador fallecido Carlos Soria.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Pablo II, Papa

La Iglesia recuerda a San Juan Pablo II, Papa

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos