Una vez más el presidente Mauricio Macri volvió a esquivar al Congreso con la firma de un decreto de necesidad y urgencia para convertir a la Secretaría de Deportes en una Agencia que funcionará como un ente descentralizado y autárquico bajo la órbita de la Secretaría General de la Presidencia.

Si bien el cambio en la política deportiva era comentado off de record, hoy se puso en marcha con la publicación en el Boletín Oficial bajo el número 92/2019. El DNU despertó la reacción de diferentes sectores del mundo deportivo y político con denuncias sobre una privatización encubierta, a lo que se suma a los recortes de fondos que venía sufriendo el área.

La modificación a la Ley de Deporte N°20.655 establece en su artículo 7° que uno de los objetivos del organismo será "proponer y celebrar convenios, acuerdos o instrumentos, con entes públicos o privados, estatales y no estatales, internacionales, interjurisdiccionales, nacionales, provinciales o municipales".

El Cenard podrá cobrar por el uso de sus instalaciones, pero se teme el desguace

"Empezaron reduciendo el presupuesto, en particular para el área social y los acompañamientos a los atletas olímpicos, y ahora salen a vender las joyas de la abuela, es decir los terrenos de la Secretaría de Deportes", dijo el ex secretario de deportes, Claudio Morresi, en declaraciones radiales. Además el ex futbolista Juan Manuel Herbella, afirmó desde las redes sociales que "el Estado denigra al deporte como herramienta social y desintegra la Secretaría de Deportes, abriendo la puerta a mal vender activos: vía DNU y sin debate".

El titular de la CTA, Hugo Yasky, calificó al decreto como "un jaque mate al deporte argentino". "La privatización del deporte distorsiona su objetivo final y pone en riesgo el futuro de miles de jóvenes", señaló el dirigente. La líder del GEN, Margarita Stolbizer, criticó la medida porque significa "menos derechos en igualdad y otra vez la prioridad en los negocios".

Desde el Gobierno buscaron desacreditar las versiones privatizadoras de la gestión Cambiemos. "La Agencia de Administración de Bienes del Estado (ABBE) sigue siendo el único organismo que puede disponer de los predios tal como venía siendo antes", aclararon a este diario desde la Secretaría que conduce Fernando De Andreis.

La misma cartera resaltó que "la Agencia no va a poder disponer la venta de sus instalaciones sino que sólo puede administrarlos". La ADN podrá generar ingresos con su administración. Esto implica que a partir de ahora podrá cobrar un canon a una selección de otro país cuando por ejemplo vengan a entrenan al Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo). "Es lo que le pasa a nuestras selecciones cuando entrenan en predios de otros países", explicaron desde el gobierno.

Con respecto a la eliminación de otras entidades deportivas como el Instituto Nacional del Deporte y la Actividad Física, la Comisión Nacional de Automovilismo y Motociclismo Deportivo, y el Observatorio del Deporte, afirmaron que eran "organismos y normas que dificultaban la gestión porque tenía funciones superpuestas". El Ente Nacional de Desarrollo Deportivo y la Comisión Nacional Antidopaje seguirán funcionando como organismos independientes con la ADN.

Otro de los recortes cuestionados pero aún no ejecutados es de la Asignación Universal por Hijo en el Deporte, un estímulo deportivo votado por el Congreso en octubre del 2015. "El beneficio sigue vigente. No se derogó la ley", dijo la cartera.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos