Conseguir un lugar para estacionar, muchas veces se convierte en un problema. Pese a las altas tarifas, los garajes no dan abasto y ante este panorama, sus propietarios se decidieron a probar los estacionamientos verticales automatizados que les permiten, como mínimo, hasta duplicar la cantidad de autos. Una forma de optimizar la rentabilidad.

Las tres principales empresas del mercado que comercializan estacionamientos de altura, ofrecen desde mecanismos fabricados en Argentina, otros importados íntegramente de China y un mix.

Los valores van desde los $121.000, para poner en un solo lugar dos autos, hasta u$s130.000 para un carrousel que alberga ocho autos o u$s168.000 para otro de diez vehículos.

En pleno barrio de Recoleta, Uriburu al 1400, ya es posible ver ocho módulos de estacionamiento vertical, que le permiten al propietario del garaje tener 16 lugares, donde antes tenía ocho. El mecanismo hidráulico es simple: permite que la plataforma suba y cuando llega al tope se traba. Tarda cuarenta segundos en subir y bajar y si hay cortes de luz, baja automáticamente. Daniel Rosemberg, CEO de Germany Parking, cuenta que hace tres años que está en el mercado y ya vendió 110 máquinas de origen chino. "Para el año que viene tenemos una proyección de venta de 300 máquinas. Damos garantía de tres años. Para el sistema de 45 grados, se necesita un techo de tres metros, por lo menos, y 5 metros de largo por 2,50 metros de ancho para albergar dos autos. Para el sistema de elevación paralelo, se requiere un techo de 3,10 metros. Lo compran mucho para casas particulares", explica el empresario, quien agrega que "en los estacionamientos que lo colocan recuperan la inversión en 18 meses".

Para los que no se animan a invertir, Germany Parking ofrece un comodato por tres años a un valor de entre u$s100 o u$s150 mensuales, depende la cantidad que se alquile.

El primer garaje giratorio de América latina se creó en Berazategui

La empresa también tiene otras propuestas: máquinas de tres pisos de altura y una especie de robot que traslada el auto. En zona sur, en la localidad de Berazategui, Jorge Farotto fundó, en 2014, Evauto. A fin de 2016, se convirtió en el creador del primer estacionamiento vertical fabricado en América latina. El formato es un carrousell giratorio que se inspiró en lo que vio en la película Rápido y Furioso Tokio. En 33 metros cuadros, hizo entrar veinte autos, algo que sólo se hacía en China. "Un carrousel para ocho autos lo vendemos a u$s130.000. Es difícil competir con China, pero tengo siete trabajadores y estoy viendo como ajustar costos para ser competitivo y no tener que importarlos. Tiene muy poco consumo eléctrico, usa un motor de 10 HP, cuenta con sensores de movimiento, detecta si un auto tiene la puerta abierta y damos diez años de garantía. Permite optimizar el espacio, ahora estamos haciendo uno de 14 autos. No le pedimos nada al Gobierno, pero me gustaría que el ministro Francisco Cabrera conozca lo que estamos haciendo", explica Farotto.

Otra empresa argentina que apuesta a los estacionamientos de altura es la rosarina AFG Parking. Decidió no fabricar la estructura mecánica en Argentina por los altos costos de la materia prima y hoy los chinos le proveen la estructura mecánica diseñada con planos argentinos. Mauro Ludueña, responsable comercial de AFG cuenta que "fuimos los primeros en crear un parking con formato carrousell para diez autos, que resiste el peso de camionetas. Cuesta u$s168.000 e incluye el equipo, flete, instalación y 1 año de garantía eléctrica y electrónica y tres de mecánica. El montaje electrónico se hace en Argentina y el 70% restante se fabrica en China".

Cuenta con varios modelos. Desde un elevador hidráulico de plataforma que puede subir un vehículo de 2.300 kilos y cuesta entre u$s6.000 y u$s7.000. Hasta un modelo llamado Tetris automático, con plataformas que se deslizan, elevan y descienden. "Edenor tiene un predio de 60 metros de largo y en dos niveles. Logramos que entren 36 vehículos de grandes dimensiones", explica Ludueña. Ya están terminando los detalles para presentar el vertical 360 grados.

La tarifa promedio por hora que se le cobra al cliente que deja su auto en estos estacionamientos es de $60 y la cochera mensual cotiza a 2.500 pesos.