Al confirmar ayer la existencia de la cumbre mantenida el miércoles de la semana anterior entre dirigentes del Frente Renovador, Unidad Ciudadana y Cumplir, el diputado nacional Daniel Arroyo advirtió que la oposición deberá construir "una agenda en común contra el modelo implementado por el gobierno que deja afuera a 20 millones de argentinos". Además consideró que "quien está haciendo más para ayudar a que se una la oposición, es el propio gobierno con leyes como la reforma previsional" que -indicó-, contempla "una transformación muy fuerte que golpea a 17 millones de personas, bajándole los ingresos".

El dirigente del FR que lidera Sergio Massa y especialista en temas referidos a desarrollo social, afirmó que el gobierno nacional "ha hecho un cambio fuerte en la reforma laboral, en bajar los convenios colectivos, en precarizar el trabajo".

El miércoles de la semana pasada los diputados nacionales Agustín Rossi de Unidad Ciudadana y Felipe Solá y el propio Arroyo por el Frente Renovador, junto al dirigente Alberto Fernández de Cumplir, mantuvieron un encuentro en la sede de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

La idea del cónclave fue la de comenzar a acercar posiciones respecto a poner en marcha un proceso de reagrupamiento de las expresiones dispersas del peronismo.

"Yo pienso las cosas en términos de cuánta gente está adentro y cuánta afuera, más allá de ver quien implementa el modelo", sostuvo Arroyo, quien se negó a focalizar el "problema" en la figura del mandatario nacional.

En esa dirección, el legislador nacional consideró que "cada vez que un gobierno llevó adelante proyectos de este tipo, siempre derivó en una crisis social" y agregó que eso "no está bien".

Si bien durante "el primer acercamiento" entre los tres sectores vinculados al peronismo no se trató una agenda concreta, quedó en claro que dichos encuentros se volverán a repetir.

Las conversaciones se registraron en medio de un proceso de renovación partidaria llevada a cabo por la nueva conducción del Partido Justicialista (PJ) bonaerense en cabezado por su titular Gustavo Menéndez, quien también postula la necesidad de la unión de todos los sectores del peronismo de cara a las elecciones de 2019 donde se pondrá en juego tanto la sucesión presidencial, como a la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

En su amplia mayoría, la dirigencia del PJ tiene en claro que la única manera de lograr derrotar a Cambiemos dentro de dos años, es dejando atrás las diferencias y repatriando a todos los dirigentes que en su momento y por diferentes razones, emigraron hacía otros espacios.

En ese camino, Menéndez convocó para el 16 de febrero próximo a reunión del Consejo partidario, el que sesionará en la ciudad de Santa Teresita y donde esperan contar con las presencias de Florencio Randazo y Segio Massa, aunque este último se habría mostrado reacio a regresar a dicho espacio en el corto plazo.