Consenso político es lo que buscará lograr el Gobierno para hacer frente a la crisis económica de la que no encuentra salida. Una vez más la Casa Rosada irá por el salvataje y apoyo de los gobernadores. Así lo había hecho con la firma del Pacto Fiscal y también cuando necesitó frenar el proyecto contra el tarifazo en el Congreso y ahora lo hará para consensuar el Presupuesto 2019. La meta de equilibrio fiscal es una de las obsesiones del Presidente. En su última presentación pública del viernes en Entre Ríos, Mauricio Macri había intentado calmar a los mercados con un mensaje de que "cumplirá" el compromiso de achicar el déficit fiscal en el momento donde el dólar rozaba el récord de los 30 pesos. El líder de Cambiemos comenzó con esta obsesión de que cierren los números de las cuentas públicas desde el momento donde logró la foto con Christine Lagarde durante la cumbre del G-7 en Québec, Canadá, hace 15 días. A cambio de cumplir con las metas acordadas, el Fondo Monetario Internacional comprometió la disposición de u$s50.000 millones, de los cuales fueron desembolsados u$s15.000 millones.

Como punto de inicio, el próximo paso del Gobierno será convocar a los mandatarios provinciales para definir el Presupuesto que debe estar presentado dentro de dos meses y medio. Al frente de la nueva convocatoria - que había comenzado con algunos contactos en las últimas semanas- se mantendrá en principio el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. En paralelo, actuarán bajo la supervisión de cada encuentro el jefe de gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. "De entrada estará Frigerio, pero Peña y Dujvone van a estar también. Vamos a avanzar con las bilaterales con los gobernadores", aseguró una fuente gubernamental a este diario.

La idea de Balcarce 50 será empezar reuniones con los propios para cerrar filas. Los cinco mandatarios con el sello de Cambiemos -Gerardo Morales de Jujuy; María Eugenia Vidal por Buenos Aires; Horacio Rodríguez Larreta de la Ciudad; Ricardo Colombi de Corrientes y Alfredo Cornejo de Mendoza- romperán el hielo. En la segunda ronda irán con el peronismo y finalmente al resto de los provinciales. Esa será la estrategia diseñada para lograr los ajustes que se incluirán en el Presupuesto que deberá ser refrendado por el Congreso Nacional. El Gobierno quiere llegar tranquilo a ese momento ûse estima el ingreso a mediados de septiembre- y además mostrar un signo de gobernabilidad con el apoyo de las provincias.

El viernes pasado se dio el primer paso con el respaldo público de varios gobernadores al cumplimiento de las metas fiscales para equilibrar las cuentas públicas. Un grupo de mandatarios opositores salieron a avalar las acciones que está implementando el Gobierno para reducir el déficit. Uno de ellos fue el salteño, Juan Manuel Urtubey, hombre del peronismo que suena internamente como candidato presidencial y hoy está en buena relación con Macri. El cordobés Juan Schiaretti también bregó por un "consenso entre todas las fuerzas políticas" para alcanzar el equilibrio fiscal. A ellos se sumaron el entrerriano Gustavo Bordet; el sanjuanino, Sergio Uñac; y el chaqueño, Domingo Peppo.

El eje de las reuniones podrán incluir el temario que los gobernadores planteen pero el punto central será el Presupuesto 2019.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos