En plena búsqueda del submarino ARA San Juan, desde la Armada anunciaron ayer que detectaron se- ñales sonoras a 200 metros de profundidad y a 360 kilómetros de la Península de Valdez en el Atlántico Sur, pero luego de una serie de análisis descartaron que pertenecieran al sumergible que está desaparecido hace cinco días con 44 tripulantes a bordo.

Los ruidos fueron captados por dos buques argentinos, “la Corbeta Rosales de la Armada Argentina” y “otro destructor de la Armada Argentina que se acercó al lugar” y finalmente por “la aeronave P8 de la Armada Norteamericana, que sembró sonobollas pasivas” para grabar los sonidos y el registro fue llevado a tierra “para su procesamiento mediante un software que permite identificar la firma acústica”, según informó el vocero de la Armada, Enrique Balbi.

“Se detectaron a 360 km (de la costa) en el borde del talud donde hay una profundidad promedio de 200 metros. Coincide con el camino que hubiera tomado el submarino para arribar a la base como estaba previsto”, precisó el portavoz de la Armada durante una rueda de prensa en Buenos Aires.

En lo que pareció un mensaje destinado a los familiares de los tripulantes del submarino, Balbi pidió prudencia hasta que se tuvieran los resultados de las señales sonoras detectadas: “No quiero crear falsas expectativas”. Por la noche, finalmente informó que “se analizó la firma acústica y no corresponde a un submarino”.

“No corresponde a un patrón de lo que sería golpes de casco en sistema morse. Es un ruido constante que podría ser un ruido biológico”, subrayó.

El portavoz de la Armada también descartó que los siete intentos de comunicación con teléfonos satelitales realizados el sábado pasado hayan provenido de la nave. “La empresa que se encarga descartó oficialmente que las comunicaciones hayan provenido del teléfono del submarino”, sostuvo Balbi.

De ese modo, desde la Armada desmintieron las versiones difundidas el sábado último por el Ministerio de Defensa, que conduce Oscar Aguad, quien a su vez a través de su cuenta de twitter había señalado: “Recibimos siete señales de llamadas satelitales que provendrían del submarino San Juan. Estamos trabajando arduamente para localizarlo y transmitimos la esperanza a las familias de los 44 tripulantes: que en breve puedan tenerlos en sus hogares”.

En la búsqueda del submarino ARA San Juan, que está desaparecido desde el miércoles pasado, participan siete países. Según la información oficial, el sumergible reportó un cortocircuito de baterías y luego no se supo nada más.

“El buque salió a superficie y ahí comunicó esta avería, por eso el comando de la fuerza le dice que cambie la ruta y venga a Mar del Plata”, reveló ayer por la tarde el jefe de la base naval de esa ciudad, Gabriel Galeazzi. Y explicó que el comandante del sumergible informó “un cortocircuito que había tenido en las baterías”.

  • Macri se reunió con familiares

El presidente Mauricio Macri renovó el compromiso para hallar a la tripulación del submarino “ARA San Juan” luego de una visita que efectuó ayer a los familiares en la Base Naval de la ciudad de Mar del Plata.

“Estuve para acompañar y ofrecer todo mi apoyo a los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan en estas horas difíciles. Seguimos desplegando todos los recursos nacionales e internacionales disponibles para hallarlos lo antes posible”, declaró Macri en su cuenta de twitter.

El encuentro se extendió durante media hora y el primer mandatario se retiró sin tomar contacto con los periodistas que se encontraban en el lugar. El Presidente había arribado el viernes último a la localidad de Chapadmalal para pasar allí el fin de semana.