La expresidenta Cristina Fernández brindó este jueves una conferencia de prensa para responder a la medida judicial dispuesta por el juez Bonadio, quien la procesó con prisión preventiva y pidió su desafuero en el marco de la causa por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994.

La expresidenta y senadora nacional electa, acompañada por legisladores de Unidad Ciudadana, rechazó el pedido de detención en su contra y advirtió que se trata de “un disparate jurídico” basado en “hechos que nunca existieron”.

"Estas medidas no tienen nada que ver con la Justicia ni la democracia"

Tras agradecer el apoyo expresado por dirigentes políticos de distintos sectores, la ex mandataria, secundada por el presidente del PJ, José Luis Gioja, a un lado y el titular del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, al otro, remarcó que el Memorándum firmado con Irán para intentar avanzar con el caso AMIA fue “un acto de política exterior, no judiciable, que mereció el tratamiento del Parlamento argentino”.

“Es una causa inventada sobre hechos que no existieron. Todo esto es un despropósito y un exceso. Violan el estado de Derecho y buscan provocar un daño personal y político a los opositores”, enfatizó Cristina Fernández en conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, junto al jefe del bloque del FpV, Agustín Rossi, y el presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja.

La causa parte de una denuncia del fiscal Alberto Nisman, fallecido el 18 de enero de 2015, que fue dos veces desestimada por el juez Daniel Rafecas, quien afirmó que no había ningún delito que juzgar, porque nada sucedió, y la Cámara Federal -que distinguió que el memorándum podía ser inconstitucional pero no un delito-,  aunque fue reabierta por órden de la Cámara Federal de Casación Penal tras el cambio de gobierno, a finales de 2015. “Se juzgó y no hay causa. Bonadio lo sabe, el Gobierno lo sabe, el presidente Macri también lo sabe”, remarcó la ex presidenta.

"Macri es el director de la orquesta y Bonadio ejecuta la  partitura judicial”, afirmó Cristina Fernández

Luego de responder a los argumentos de Bonadío, la expresidenta aclaró: “No nos vamos a callar, no nos vamos a asustar, no nos van a disciplinar frente al ajuste y el saqueo y tampoco nos vamos a dejar provocar”, al tiempo en que llamó a “la reacción serena, muy serena, a responder por la vía política a este inédito e increíble desvarío judicial”.

“Quiero decirle al Gobierno y al presidente Macri que la campaña electoral terminó en octubre, aunque algunos no se hayan dado cuenta. La argentina necesita soluciones y respuestas a los angustiantes problemas que tienen hoy millones de argentinos”, concluyó.

Tras la conferencia, respondió algunas preguntas.

Consultada sobre la posición que podría tomar el bloque que conduce Miguel Pichetto en el Senado respecto de su posible desafuero, respondió: "Más importante que medir la actitud frente a los pedidos de desfuero” será pedir a los legisladores peronistas que se pronuncien en defensa de los derechos de los trabajadores y jubilados, expresó.