La senadora electa por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, denunció ayer mediante un documento dado a conocer a través de las redes sociales, la puesta en marcha de “un nuevo capítulo” de persecución judicial ordenada por el presidente Mauricio Macri, afirmó que de esa manera se busca “amedrentar” a la dirigencia política, social y sindical para que no haya voces “verdaderamente opositoras” a la segunda fase del plan de ajuste y le pidió a la militancia que durante la jornada de hoy no la acompañe al momento en que deba prestar declaración indagatoria en Comodoro Py ante el juez federal Julián Ercolini en el marco de la causa Hotesur.

Bajo el titulo: “Persecución para ajustar y saquear”, la ex mandataria indicó en el comunicado que “los hechos por los cuales se me cita no sólo son idénticos a otros por los que ya fui juzgada y sobreseída, sino que en algunos casos son los mismos hechos por los cuales el mismo juez y el mismo fiscal ya me sobreseyeron varios años atrás”.

“Así de ilegal. Así de arbitrario. Así de inconstitucional. El Estado de Derecho y la división de poderes; bien, gracias. Te los debo”, añadió. En ese marco, Cristina consideró que “el gobierno y sus aliados en el Senado” buscan “amedrentar a la dirigencia política, social y sindical para que no haya voces verdaderamente opositoras a la segunda parte del plan de ajuste” pero además, sostuvo que se pretende “distraer la atención de la sociedad argentina con un show mediático que permita ocultar el saqueo de la Nación y del bolsillo de los argentinos”.

“Saben, en el Gobierno y en el Senado, que conmigo no hay amenazas ni extorsiones que me hagan callar”, continuó la exjefa de Estado, quien pidió no “entrar en su juego” por lo que “les pido por favor a todos y a todas que mañana nadie vaya a Comodoro Py. Voy a ir sola”.

“Que nada, ni nadie, pueda distraer la atención sobre lo que está pasando: blanqueo de plata negra del hermano y amigos presidenciales, festival de deuda externa con Caputo off shore, inflación y tasas de interés sin freno, desocupación y precarización -las dos caras de una misma moneda-, jubilados con la mínima” a quienes “les van a quitar 900 pesos por mes después de arrasar con la ley de movilidad jubilatoria”, mencionó entre otras cuestiones.

También hizo referencia a la “crisis energética por caída de la producción que Aranguren ‘combate’ comprándole combustible a Shell y a sus empresas off shore sin que a ningún juez se le mueva un pelo”.

“Eso y más, es lo que están tratando de ocultar. Lo podrán hacer por un tiempo, pero estoy convencida que no lo van a poder hacer todo el tiempo”, añadió la líder de UC.

  • “El triunfo del no derecho”

Bajo la consigna “Encuentro en Defensa de la Democracia”, un nutrido grupo de personalidades encabezadas por la titular de Abuelas, Estela de Carlotto y por el ex integrante de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni, realizaron ayer una presentación pública en el Congreso de la Nación.

Durante la actividad, Zaffaroni dijo estar defendiendo “el espacio del derecho, de la democracia, de las instituciones, que es lo que está en peligro” y en alusión a las fotografías filtradas a la prensa que mostraban el momento de la detención del ex vicepresidente Amado Boudou, llamó a no “tolerar” esos hechos porque representaría “el triunfo del no derecho”.

Por su parte, Carlotto advirtió sobre “el regreso de actos similares a tiempos que todavía la historia no ha resuelto” y si bien negó estar hablando de “dictadura”, dijo que muchas de las “cosas” que vienen ocurriendo bajo el gobierno de Cambiemos “nos hacen acordar a esos tiempos donde exhibíamos carteles de ‘aparición con vida’”.