La senadora Cristina Fernández de Kirchner presentó ayer su primer proyecto de ley desde su regreso a la Cámara Alta, el cual contempla "la prohibición" de asumir cargos públicos para aquellos ciudadanos que tengan cuentas o participen en sociedades radicadas en paraísos fiscales.

El proyecto elaborado por la ex mandataria y el cual lleva además las firmas de los senadores Nancy González, Anabel Fernández Sagasti, María de los Angeles Sacnun, y Marcelo Fuentes, entre otros, pretende imponerle a los funcionarios públicos, desde el presidente hacía abajo, la prohibición de "dirigir, administrar, representar, patrocinar, asesorar, prestar servicios o tener algún tipo de participación en sociedades, fideicomisos, fundaciones, asociaciones o cualquier otra estructura jurídica constituida en el exterior".

"Presentamos un proyecto de ley para ponerle un freno al festival de sociedades offshore y cuentas en paraísos fiscales en que se ha convertido el Gobierno de Cambiemos", dijo Cristina, quien agregó que la "mayoría del gabinete está involucrado en los escándalos internacionales de Panamá Papers y Paradise Papers; y el caso del Ministro de Finanzas y endeudador serial Luis Caputo, es uno de los más obscenos".

"Sin embargo, la gota que rebalsó el vaso fue la designación de un especialista internacional en lavado de dinero y evasión impositiva al frente de al AFIP, quien además tiene toda su plata en el exterior", señaló.

La ex presidenta advirtió además que "estas estructuras financieras podrían haber sido utilizadas para blanquear fondos del lavado de dinero y del narcotráfico a escala global, delitos perseguidos en el mundo entero y que preocupan a los organismos internacionales, incluido el G20 que se reunirá en nuestro país".

La norma buscaría restringirle a los funcionarios la posibilidad de "adquirir o mantener títulos valores privados al portador" o "poseer depósitos de dinero en bancos u otras entidades financieras" radicados o ubicados en paraísos fiscales.

Según la ex mandataria, como consecuencia de maniobras impositivas de empresas multinacionales "sólo en el año 2016 Argentina dejó de recaudar 21.406 millones de dólares" (el 4,4% de su PBI), los que en su mayoría habrían ido a parar a las guaridas fiscales".