El acercamiento entre Emilio Pérsico, Fernando "Chino" Navarro y Leonardo Grosso, principales dirigentes del Movimiento Evita, con la líder de Unidad Ciudadana, la senadora Cristina Fernández de Kirchner, tuvo como objetivo la búsqueda de "construcción unidad" para ofrecer "una alternativa política ganadora" de cara a 2019, pero también apuntó a acercar a otros dirigentes del peronismo que hasta ahora se muestran reacios a confluir en un armado electoral con el kirchnerismo.

Ante el agravamiento de la situación socioeconómica por la que atraviesa el país, desde ambos espacios coincidieron en la necesidad de salir a conversar con todos los sectores con los que tengan coincidencias básicas a los fines de construir un gran frente electoral.

"En el encuentro se tomó la decisión de estar todos en un mismo espacio común, de trabajar juntos para construir un gran frente en el cual puedan participar con sus listas todos aquellos que así lo deseen", señaló una fuente cercana a la ex mandataria.

"Hemos hablado con Victoria Donda -diputada que tras abandonar Libres del Sur, formó Somos, su propio espacio político- y con Juan Grabois -dirigente de la Central de Trabajadores de la Economía Popular ( CTEP)-, quien anunció que va a participar con su espacio", señaló el dirigente.

Consultado sobre la posibilidad de confluir con Massa en un mismo armado, dijo que a su entender este "no tiene alternativas" porque "la avenida del medio no existe".

"La unidad la esta haciendo la gente, la que ha decidido unirse detrás de la dirigente más claramente opositora", subrayó la fuente, la que consideró que "lo que Cristina hizo con el Movimiento Evita es lo que tienen que hacer todos, dejar las diferencias de lado y empezar a estar juntos pensando en el pueblo".

Por su parte, el diputado Leonardo Grosso, del Evita, aseguró que seguirán en contacto con Cristina, con quien sellaron un acuerdo en torno "a la lectura de la situación actual de la Argentina, que es muy grave", pero además, con quien coincidieron en la "necesidad de construir unidad para ofrecer una alternativa política ganadora al macrismo".

"Nos estamos reuniendo con todos los sectores que creemos podrían ser parte de una misma estrategia electoral de cara al año que viene, lo que consideramos necesario", subrayó el dirigente, quien fue uno de los asistentes al encuentro con la ex presidenta.

El legislador afirmó que ese espacio ha mantenido reuniones "con Solá, Massa y ahora con Cristina" y que harán otro tanto con gobernadores e intendentes del peronismo. Tampoco descartó sumar a Massa a un armado que incluya a la ex jefa de Estado, lo cual dijo "lo va a determinar la política y hacemos política para que eso sea posible".

Dijo además que aspiran a que los "candidatos y candidatas se definan más adelante", consideró que "cambió tanto el contexto, la situación social es tan grave que hoy es posible que se hable de unidad un poco más seriamente que antes y que muchos sectores que antes no se hablaban hoy por lo menos se puedan sentar a conversar".

También desde el PJ vienen trabajando en el armado de un Frente Patriótico lo más amplio posible, aunque parte de su dirigencia ya pone en duda la posibilidad de sumar al tigrense: "Cada vez tengo menos expectativas de que Massa se pueda sumar a un frente electoral, desconfío de su discurso, porque pone el guiño para un lado y dobla para el otro, lo que es muy típico de él. No se le puede creer nada", sostuvo uno de los integrantes de la conducción partidaria.