A pocas horas de que comience el debate en el Senado, ayer, un puñado de ministros bajó línea en la Casa Rosada a diputados y senadores de la alianza Cambiemos sobre los proyecto de reforma laboral, previsional y tributaria. Desde el radicalismo pidieron precisar algunas cuestiones sobre la edad jubilatoria y el incremento en relación al 5 por ciento de la variación porcentual real del PIB. En el Poder Ejecutivo nacional se mostraron abiertos a hacer los retoques necesarios para dejar conformes a sus compañeros de espacio, mientras que por lo bajo criticaron la negativa del Frente Renovador y una parte de la CGT a acompañar las iniciativas del oficialismo y sostuvieron que buscarán apoyo de otros sectores del peronismo.

A pesar de las dudas que surgieron a último momento sobre el texto final de la reforma laboral que comenzará a discutirse en comisiones, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró a BAE Negocios que se cumplió con cada uno de los puntos acordados con el triunvirato de la CGT. El acompañamiento de los líderes sindicales resulta central para asegurarse los votos del PJ en el Senado, además del visto bueno de los gobernadores.

Por el contrario, en el Ejecutivo nacional le quitaron peso a las voces disonantes dentro de la central obrera, encabezadas por el líder de los bancarios Sergio Palazzo y el referente de los Camioneros Pablo Moyano, que anunciaron una marcha para la semana próxima en rechazo a la reforma macrista. “Algunos se oponen al proyecto porque hacen un uso político”, apuntó un integrante del Gabinete.

Las recientes críticas de las diputadas del Frente Renovador Graciela Camaño y Mirta Tundis, que adelantaron que su bloque no acompañará la ley de reforma laboral, tampoco cayeron bien en el oficialismo. “Ahora el debate se tiene que dar en el Parlamento pero siempre estamos dispuestos a explicarles a cada bloque las dudas que tengan”’, sostuvo Triaca. Mientras tanto, otro funcionario del gobierno de Mauricio Macri manifestó: “Estamos abiertos al debate. Igual sería bueno que el Frente Renovador diga cuáles son los artículos con los que no acuerda y que propondría en su lugar”’. A diferencia de la reforma laboral, las modificaciones en el terreno previsional generaron algunas dudas dentro del bloque de Cambiemos. Algo de eso se reflejó ayer en el encuentro que los legisladores tuvieron en el Salón de Pueblos Originarios en la Casa Rosada con los ministros Nicolás Dujovne, de Hacienda; Rogelio Frigerio; de Interior; Francisco Cabrera, de Producción, Triaca; y los coordinadores del Gabinete nacional Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. “‘En el proyecto no termina de quedar claro que los trabajadores del Estado quedan excluidos de la opción de jubilarse a los 70 años’, apuntó un senador radical que participó del cónclave. Y agregó: “También habría que aclarar el punto referido a la suba de las jubilaciones en relación a la variación del PBI”.

Otro legislador de la UCR sostuvo que en “líneas generales el proyecto está bien pero hay que precisar algunas cosas, nada más”.

En Balcarce 50 están dispuestos a hacer los cambios que sean necesarios en el Congreso, siempre que se respete el espí- ritu del proyecto original. Por las dudas, un ministro aclara: “La fórmula no se va a modificar. Vamos a hacer lo que acordamos con los gobernadores”.