El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, celebró la promulgación de la ley de cannabis medicinal y cáñamo industrial que regula la producción de la planta y ofrece un marco regulatorio para la inversión pública y privada en toda la cadena del cannabis medicinal. “Esta ley amplía la posibilidad de la producción y del acceso al cannabis como producto medicinal'', destacó. 

Según el ministro, ''ambas industrias están creciendo exponencialmente y serán una fuente de empleo de calidad y desarrollo económico a nivel global''. La proyección de los alcances de la nueva ley es que provea 10.000 nuevos puestos de trabajo para 2025, además de US$ 500 millones en ventas anuales al mercado interno y US$ 50 millones de exportación.

“Esta ley amplía la posibilidad de la producción y del acceso al cannabis como producto medicinal, lo que implica que muchas más personas van a poder tener acceso a una producción que va a facilitar el derecho a la salud, que hasta ahora podían hacerlo muy pocos”.

“Desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología estamos trabajando fuertemente para que no solo sea la semilla sino que sea también la capacidad de elaborar productos con aporte tecnológico nacional; y generar una verdadera industria muy federal porque puede llevarse adelante en muchos lugares del país y en unidades de producción muy pequeñas. En este sentido también vemos una capacidad de exportación importante”, agregó.

Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis

El ministerio lanzó el “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis”, convocatoria que ofrecerá $ 250 millones en financiamiento a proyectos en investigación y desarrollo en cannabis, el cáñamo y sus derivados para uso medicinal, terapéutico y paliativo, sus usos clínicos y/o industriales, y los aspectos sociales y culturales asociados.

El programa posee modalidad de ventanilla permanente, y su objetivo es promover proyectos destinados a generar conocimientos y avances en torno a las propiedades de la planta de cannabis y sus derivados.


Desde el gobierno esperan fortalecer las capacidades en el sistema científico y tecnológico que contribuyan al desarrollo e implementación de políticas públicas por parte de los gobiernos provinciales y municipales en la temática.