No estaba en los planes de nadie, máxime por la condición de número uno del ranking ya asegurado por lo que resta de 2017 de Rafael Nadal. Sin embargo, el zurdo de Manacor, en su duelo ante el ascendente belga David Goffin por el Masters de Londres, sucumbió en tres disputadísimos sets, abriendo interrogantes de aquí en adelante para salir a buscar un título que se le negó en sus siete participaciones anteriores en el certamen que reúne a los ocho mejores de la temporada.

Su rival, quien se clasificó por primera vez a este torneo (un año atrás ingresó como suplente del francés Gael Monfils y cayó ante Novak Djokovic por 6-1 y 6-2), se quedó con el pleito por 7-6 (5), 6-7 (4) y 6-4, después de ir con ventaja de 4-1 en la manga decisiva.

Tras su retiro en el Masters 1000 de París luego de ganarle al uruguayo Pablo Cuevas en los octavos de final (acusó dolores en una de sus rodillas), Nadal llegó a Londres como uno de los grandes candidatos, aunque para llevarse el premio mayor deberá ver qué ocurre con Roger Federer, su gran verdugo de la temporada, que le ganó las cuatro veces que se cruzaron.

Ayer, el juego de Goffin (está en Londres gracias a un gran final de temporada, donde ganó los torneos de Shenzhen y Tokio a los que sumó las semifinales de Basilea), pudo más que el acostumbrado apetito del español.

Antes que el duelo Nadal-Goffin la jornada tuvo su apertura con el búlgaro Grigor Dimitrov haciendo su estreno en el certamen con victoria sobre Dominic Thiem por 6-4, 5-7 y 7-5 en el primer partido del Grupo Pete Sampras.

El número seis del ranking necesitó dos horas y 19 minutos para imponerse a Thiem y ganar en la primera presentación de su carrera en el torneo de Maestros, y ahora, espera por Nadal, choque se dará mañana.

El resultado dejó en evidencia las dificultades que tiene al austríaco para desempeñarse sobre superficie dura, sumando apenas dos victorias en el circuito desde que cayó en los octavos del US Open con Juan Martín Del Potro.

En el último precedente entre ambos, en las semifinales del Mutua Madrid Open, el triunfo había caído del lado de Thiem tras salvar cinco pelotas de partido.

Hoy, por el grupo Boris Becker, se jugarán Marin Cilic-Jack Sock y Roger Federer-Alexander Zverev.