El español Rafael Nadal, número uno del ranking mundial de la ATP, perdió ayer ante el francés Richard Gasquet en su primer compromiso de la temporada 2018, en dos ajustados sets, por 6-4 y 7-5, en un partido no oficial jugado en el marco del torneo de exhibición Kooyong Classic de la ciudad de Melbourne.

Nadal, que contaba con récord de 15-0 en encuentro oficiales jugando por el circuito ATP ante el francés, volvió a jugar en su primera competencia desde noviembre pasado cuando se retiró del Masters en el londinense O2 Arena, cuando dejó el torneo de cierre de año a causa de una lesión en la rodilla derecha.

Nadal remarcó tras el partido que de todas formas será parte del Abierto de Australia, entre el 15 y el 28 del actual en Melbourne, porque está "bien", según consignó EFE.

"El 2017 fue largo, así que empecé mi preparación algo más tarde de lo normal y este no fue un partido oficial aunque lo tomé como un test y un buen entrenamiento", dijo el mallorquín de 31 años.

"Ahora necesito seguir entrenando duro los próximos días para llegar preparado al Abierto de Australia", amplió el vigente campeón de Roland Garros y del Abierto de los Estados Unidos.

El torneo de Kooyong, en el que también participa el serbio Novak Djokovic, entre otros, tendrá a Nadal mañana ante el francés Lucas Pouille, continuando de ese modo el tenista español su rodaje de cara al Abierto de Australia, la que será la primera cita oficial de su calendario tras renunciar al torneo de Brisbane, ya que tampoco compitió en el torneo de exhibición de Abu Dahbi.