Finalmente, las negociaciones de último momento no dieron resultado. Con los antecedentes de las cumbres de Seattle, Cancún y Ginebra, la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en Buenos Aires, culminó ayer y no mostró una declaración ministerial, ante la falta de acuerdo en todos los puntos de la agenda.

Cerca de las 18.30, con un retraso muy importante, comenzó la sesión de clausura en el hotel Hilton, con la presencia central del director general de la OMC, Roberto Azevedo, y la presidenta de la MC11, Susana Malcorra. Enseguida, la ex canciller Malcorra mostró su estado de ánimo y lanzó una frase muy gráfica. "El presidente (Mauricio) Macri fue elocuente en su llamado a balancear intereses nacionales y compartidos. No hemos estado a la altura del pedido del presidente Macri", sentenció. BAE Negocios había adelantado ayer que no habría una declaración ministerial.

Dadas las divergencias en cuanto a los subsidios agrícolas, a la pesca, comercio electrónico y servicios, principalmente, Azevedo admitió que "los países no se pudieron poner de acuerdo en los ejes trazados. A pesar del apoyo al sistema multilateral, todo eso no disminuye la decepción amarga que sentimos. Viene un examen de introspección". Tal vez en el momento más tenso, dijo que "el sistema multilateral no es lograr siempre lo que se quiere. Acá no se tradujo acciones. Si lo perdemos, lo vamos a lamentar mucho".

Luego de las tres jornadas de debate, las sesiones plenarias no pudieron superar el bloqueo político que se observó anteriormente en Ginebra y que quedó de manifiesto el lunes con la participación discursiva de los Estados Unidos en la sesión de apertura, cuestionando el sistema basado en reglas. El titular de la OMC señaló sin embargo que la labor sobre los temas pendientes continuará en la duodécima conferencia ministerial, cuya sede aún no se definió. En un instante, Azevedo pareció enviar una señal de aproximación a los Estados Unidos. "Es una gran protagonista. Estamos ante una perspectiva distinta que introduce incertidumbre. Pero no se le puede achacar a un único protagonista el éxito o el fracaso".

"No hubo suficientes resultados", remarcó Malcorra en la reunión de clausura, quien señaló sin embargo que se fijaron "parámetros sobre trabajos a futuro" en temas tales como integración de pymes al comercio mundial, comercio electrónico, o género, temas relativamente nuevos en la historia de las cumbres de la OMC.

No se llegó a ningún acuerdo respecto a los cinco grandes ejes que se abordaron durante la agenda como fueron Pesca, Agricultura, Desarrollo, Servicios, y Comercio Electrónico. La OMC atribuyó la falta de acuerdo a una escasez de "concesiones". Su titular, Roberto Azevedo, remarcó que el "apoyo político que hubo al comienzo de la cumbre no se vio reflejado durante las negociaciones".

"El multilateralismo no significa que obtenemos lo que queremos, tenemos que hacer concesiones, a veces penosas. Esto es algo que faltó aquí. Muchas cosas se hubieran resuelto si hubiéramos hecho gala de la humildad. Todos lamentaríamos mucho si este sistema se pierde", sostuvo.

El 2018 verá en las primeras reuniones del organismo si la influencia de naciones como EE.UU. amenazan el futuro del comercio basado en las actuales reglas.