La Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE) se pronunció a favor de la estabilidad del empleado público, bajo el estricto respeto a la Constitución Nacional en su artículo 14 bis y no "de alguna ley en particular". Sin perjuicio de esos dichos, desde esa cúpula gremial consideraron que el escenario laboral obliga a esos trabajadores a la calificación técnica y perfeccionamiento, para las funciones estatales. El titular del sindicato, Rubén Ramos expresó que "no le consta la existencia de ñoquis o funcionarios con tareas sin labor asignada o superpuestas" y acotó que de darse ese caso la situación no implicaría a "un elevado porcentaje" de empleados.

Para la AGAE ni siquiera es "novedosa" la intención de apuntar como responsables del déficit fiscal al aumento de trabajadores estatales, desde los argumentos de algunos sectores de la política o los editoriales de los medios.