El congreso normalizador de la CGT feneció antes de cualquier posibilidad de concretarlo, es la consideración que une a la diáspora que integra esa central y el movimiento obrero que analiza/critica desde afuera. Sin embargo el 22 del mes próximo es uno de los temas convocantes para la reunión de consejo directivo que se realizará esta tarde. Ni siquiera la contundencia y adhesión del paro del 25J acercó demasiadas posturas en la siempre idílica unidad.

Los entendidos en cuanto a la normativa escrita de Azopardo consideran que no hay tiempos legales a tal punto que la única alternativa de llegar a coronar nueva conducción a la brevedad sería la renuncia de la cúpula. La intensidad, sin embargo, se pudo percibir en sucesivos encuentros, reservados algunos promocionados otros, de los diferentes sectores. En sintonía con la perfomance de la Selección Argentina en Rusia 2018, el triunviro Juan Schmid apeló a la metáfora futbolera y el escenario actual de esa conducción cuando aseveró que carece de "vocación para ser el Sampaoli (Jorge) de esta CGT". Contraste para la intención de gordos e independientes para prolongar mandato de la formación, moción que el Gobierno ve con buena mirada ya que allí se concentran los sindicatos de diálogo más amable con la Casa Rosada. El camionero Pablo Moyano puso sobre tablas la solidez del sector que agrupó en la multisectorial 21F, para expresar a viva voz el "desencanto" respecto a recambio generacional, más bríos en el reclamo y otros tópicos siempre de la mano de la elección que no llegará en agosto. "Uno o dos meses más no van a cambiar lo que los trabajadores están pidiendo a gritos, una CGT combativa", acotó el dirigente transportista respecto a que en su análisis la cúpula actual es cosa juzgada.

Por afuera

También durante esta jornada el Movimiento de Acción Sindical (MASA) se encontrará en la sede de los taxistas liderados por Omar Viviani. El protocolo formal contempla análisis del escenario postparo y los caminos a recorrer para "fortalecer el movimiento obrero". Allí descuentan también que no habrá elecciones en agosto y que los tiempos los determina el consejo directivo actual. El MASA, que lideran el anfitrión de la reunión de hoy y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), estima que la prioridad en medio de la crisis económica que dejó de ser turbulencia, está en consolidar un programa concreto, con propuestas y fundamentos "de cara al país".

Todo el esquema descripto se completa también con el envión metalúrgico para sumar a los gremios más castigados por el modelo Cambiemos a una posición concreta de llegar al poder de Azopard. Las últimas reuniones lo verifican. La dinámica de la UOM como ya informó este diario no es "solo de arrastre" sino de construcción plena desde los puntos en común. Allí incluso avizoran que la etapa por venir de la CGT debe expresar un cambio generacional, pero conservando a los dirigentes más históricos a disposición de la consulta constante. "No sirve darles las gracias con una plaqueta, lo que viene es de interés de todos y necesitará de todos, lo más unidos posible", repiten en la sede metalúrgica de la calle Alsina.

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos