En los últimos dos años, Buenos Aires fue acreedora del 55% de las transferencias que hizo la Nación a provincias para que afronten gastos corrientes. Su porcentaje de participación en el total de esos envíos creció desde 2016 casi veinte puntos porcentuales y funcionó, de acuerdo a fuentes oficiales, como compensación por el tope vigente del Fondo del Conurbano, por el que la administración bonaerense recibía, hasta este año, apenas $650 millones anuales.

A partir de 2016 las transferencias corrientes del Gobierno nacional a las provincias crecieron notablemente, en parte porque permanecieron "pisadas" en el último año del gobierno anterior. Ese año la provincia que gobierna María Eugenia Vidal aumentó su ponderación dentro del total de los giros de Nación de 36% del total a 55%, cifra que mantuvo también en 2017, de acuerdo a las últimas estadísticas del Ministerio del Interior.

El año pasado Buenos Aires recibió $55.181 millones de los $100.104 millones repartidos por ese concepto entre todas las jurisdicciones. En contraste, de la torta de transferencias automáticas (principalmente los fondos de coparticipación federal), las arcas bonaerenses percibieron solo el 18% del total, número que fue incrementándose este año hasta 21% como consecuencia del Consenso Fiscal. El salto en los fondos recibidos por Buenos Aires desde hace dos años respondió a mayores partidas de "Asistencia financiera a provincias y municipios", que en "un 97% tiene como destino la Provincia de Buenos Aires por compensación del tope de $650 millones del Fondo de Conurbano Bonaerense", según un informe de gestión del ministerio que lidera Rogelio Frigerio.

Vistos en perspectiva, en los dos últimos años el aumento de transferencias hacia la provincia de Buenos Aires fue de 442%. Una sola provincia la supera: Córdoba incrementó los fondos recibidos en 582%, principalmente entre 2015 y 2016 ya que cobró ese último año $2.000 millones para cubrir la caja jubilatoria provincial. La provincia mediterránea, de todas formas, subió su participación en la torta total de 5 a 7% en 2016 y cayó a 6,7% el año pasado.

Este año, por efecto del pacto fiscal firmado en noviembre de 2017 y que determinó el fin del Fondo del Conurbano y una compensación de 40.000 millones, Buenos Aires registrará una disminución fuerte de las transferencias corrientes, ya que esa reparación dejará de ser necesario. De acuerdo a lo presupuestado esos giros serían por un total de $15.494 millones, un recorte de 70%.

Los envíos del Tesoro nacional a los gobernadores por el Fondo Solidario de la soja se redujo en términos nominales entre 2016 y 2017, ya que pasó de 20.508 millones de pesos a 18.966 millones. El aumento de las transferencias automáticas, principalmente explicadas por los giros de coparticipación, fue el más pronunciado, con 34%, hasta los 754.000 millones que terminaron acreditando entre todas las provincias.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos