El secretario general del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), Mauricio Saillén y su secretario adjunto, Pascual Catrambone, resultaron detenidos por orden de la justicia federal en el marco de una investigación por presunto lavado de dinero. Saillén también lidera la CGT Nacional y Popular cordobesa y en su entorno consideraban anoche que "todo tiene que ver con el alineamiento del sindicato y la central al Frente de Todos".

Los líderes del gremio fueron apresados por disposición del juez federal Ricardo Bustos Fierro y el fiscal Enrique Senestrari, quienes llevan adelante una investigación por presuntas irregularidades en contratos realizados por la Asociación Mutual del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba, (Amsurrbac) y la posible comisión de delitos de defraudación y lavado de dinero. Previo a las detenciones tuvo lugar un allanamiento en la sede del Surrbac, en la calle Lima al 400 del centro de Córdoba, y posteriormente en los domicilios particulares de los acusados por el ilícito, quienes están imputados por los delitos de usura y administración fraudulenta.