Aunque había sido ratificado en su cargo tras los incidentes en la previa del partido entre River y Boca por la final de la Copa Libertadores, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, anunció ayer en una conferencia de prensa que el vicejefe, Diego Santilli, reemplazará al ministro de Seguridad, Martín Ocampo.

En un breve mensaje ante la prensa Rodríguez Larreta manifestó que Ocampo le presentó la renuncia al frente de la cartera de Seguridad y que finalmente resolvió aceptarla. "Quiero destacar el compromiso de Martín en estos tres años de gobierno", apuntó el mandatario porteño, a la vez que confirmó que Santilli quedará en ese lugar. Las tareas de la vicejefatura quedarán a cargo de la secretaria de Desarrollo Ciudadano, que preside Matías López.

Una vez más, el mandatario porteño reiteró que el operativo en la previa de la fallida final de la Copa Libertadores "podría haber sido mejor" y asoció los disturbios a los dos allanamientos que se llevaron adelante en las casas de barras de River, en los que se encontraron $7 millones en efectivo y 300 entradas. "Estamos convencidos que los hechos de violencia en la llegada del micro y muchos otros en los alrededores están vinculados a los allanamientos del día anterior producto de una investigación de la Policía de la Ciudad", aseveró Rodríguez Larreta.

"Me parece muy buena la decisión del presidente Mauricio Macri de impulsar en sesiones extroardinarias una ley contra las barras", agregó el jefe de Gobierno de la Ciudad. Y pidió a la Justicia "ir a fondo" con las investigaciones sobre los hechos de violencia del sábado último y en la pelea contra los barrabravas.

"Respecto al G20 vamos a acompañar, pero el operativo de seguridad está a cargo del Gobierno nacional", concluyó Rodríguez Larreta.