Con un escenario de polarización por delante y ante la falta de resultados económicos positivos, en el Gobierno nacional llegaron a la conclusión de que como parte de la estrategia electoral de Juntos por el Cambio será tan importante sacar rédito del propio discurso como del de su principal contrincante. Para seducir a los "desencantados" y sumar el voto peronista no kirchnerista no bastará con la inauguración de obras, los mensajes direccionados y las recorridas proselitistas del candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, sino que además será clave apuntar al contraste con "el pasado", que en el oficialismo lo identificarán de lleno con la figura de la ex mandataria y postulante a vicepresidenta del Frente de Todos, Cristina Fernández.

Algo de eso escucharán los candidato de todo el país de la coalición gobernante el próximo 10 de julio en la cumbre partidaria en Parque Norte, organizada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el titular de PRO, Humberto Schiavoni, en pos "unificar criterios y estrategias" para las PASO del 11 de agosto.

Pichetto será uno de los oradores de ese encuentro. No sólo en su rol de candidato a vicepresidente, sino también porque es el encargado, junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de ir en búsqueda del votante identificado con el peronismo, que no está dispuesto a acompañar al Frente de Todos y duda de brindar su apoyo al binomio de Consenso Federal, integrado por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

“Con lo que Cristina dice en su libro y lo que dicen Brieva y Giardinelli, nos alcanza”

Apenas lo eligieron para compartir la fórmula con Macri, el senador peronista dejó al descubierto hacia dónde se enfocaría la campaña electoral del oficialismo con su remanida frase sobre que los argentinos "decidiremos entre una república o el autoritarismo", en alusión al gobierno de Macri y al de Cristina Fernández, del que Pichetto fue jefe de bloque del kirchnerismo en el Senado durante los ocho años.

"Casi no va a hacer falta que hablemos nosotros. Con lo que Cristina dice en su libro y lo que dicen personajes como Dady Brieva y Mempo Giardinelli, sumado al escrache que le hicieron a Mauricio en la FIFA, nos alcanza. En octubre van a tener que elegir entre la libertad o el autoritarismo, entre ser un país en serio o ir camino a Venezuela", explica un funcionario cercano al jefe de Estado sobre la estrategia de campaña que están terminando de cerrar Peña y el consultor político Jaime Durán Barba.

En la Casa Rosada confían en que conseguirán mantener al tipo de cambio a raya y que el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea servirá para que Macri continúe subiendo en las encuestas. Aún cuando en la provincia de Buenos Aires tienen dudas sobre las chances de ganar en los comicios, en el Poder Ejecutivo nacional están seguros de que sin sobresaltos en la economía y la herramienta de los mensajes direccionados a través de las redes sociales y whatsapp podrán inclinar la balanza en favor del oficialismo, al menos en un balotaje. Eso sí, -como apunta una fuente de Balcarce 50- siempre recordándole al electorado "que en frente está Cristina, igual que siempre y con decenas de causas judiciales".

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos