La Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) inició hoy un paro por 24 horas en rechazo al Operativo Aprender 2017 mientras que los docentes se movilizaron a la Casa de Gobierno provincial para protestar contra la evaluación.

En un acto realizado en las puertas de la Casa de Gobierno, la secretaria adjunta de ATEN, Susana Delarriva, manifestó su rechazo al “operativo estandarizado” que tiene como “única intención precarizar nuestras condiciones de trabajo y mercantilizar la educación”, dijo.

"El gobierno nacional utilizó los datos del operativo 2016, donde solamente el 29,8 por ciento de nuestros estudiantes fueron evaluados, como fundamento para escribir el proyecto de ley que se llama Plan Maestro que dice que los niños que menos aprenden son los que reciben menos educación de sus maestros”, indicó Delarriva.

Sin embargo, señaló que el Plan “no dice que los niños que menos aprenden es porque no se pueden sostener las condiciones socioeconómicas a las que los gobiernos ajustadores nos someten".

"Sabemos que los rankings de cuántos aprendieron más, sirve para que la empresa privada diga ’acá invierto y acá no’, y que el Estado se corra y nos dé una educación pública de baja calidad”, manifestó la docente.

Delarriva indicó que desde ATEN, “nos negamos a todo tipo de evaluación externa y estandarizada porque está en contra de nuestros derechos. Los sindicatos no solamente discutimos salarios”.

En tanto, la ministra de Educación provincial, Cristina Storioni, señaló en declaraciones radiales que “la medida de fuerza tiene una connotación ideológica, política. Se puede plantear la postura sin afectar a los chicos. Así que yo creo que es una medida innecesaria”.

"Cada vez que hay una medida de fuerza se ejerce el derecho a manifestar de los trabajadores y nosotros ejercemos el derecho de día no trabajado”, sostuvo la funcionaria adelantando que se descontará el día a los maestros que no dicten clases hoy.