Un total de quince alumnos del Instituto De Enseñanza Superior en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández", ubicado en Carlos Pellegrini al 1500, resultaron afectados ayer por una presunta fuga de gas dentro del establecimiento, dos de los cuales fueron trasladados al Hospital Argerich y ya fueron dados de alta, informaron voceros del Ministerio de Educación porteño.

Cuando llegaron al lugar, agentes del SAME registraran niveles altos de monóxido de carbono al responder a una denuncia de los alumnos sobre "olor a gas" en el establecimiento educativo, que fue cerrado por "precaución".

"Cuando llegamos había alumnos con síntomas como cefalea y mareos. Decidimos medir si tenían alguna intoxicación y a dos de ellos, un alumno y una alumna de 16 años, la medición de monóxido les dio alto, así que fueron trasladados al Hospital Argerich por precaución", dijo el titular del SAME, Alberto Crescenti, a Télam.

"El resto estaba bien, les dimos oxígeno y por precaución llamamos a la División de Siniestros de Bomberos para que cuantificaran el monóxido en el ambiente. Cuando llegaron estaba ventilado, de modo que no se pudieron determinar las causas en el momento", agregó.

Minutos después, desde el Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández" enviaron una comunicación oficial en la que "por precaución" se suspendieron las actividades a partir de las 12.

Inquietud

"Los padres estamos muy angustiados y preocupados, una de las alumnas internadas es compañera de mi hijo", señaló en diálogo con Télam Patricia Pierángelli, madre que integra la cooperadora del colegio, quien aseguró que "desde el 2017 como grupo de padres venimos haciendo denuncias en el gobierno de la Ciudad por las condiciones edilicias del establecimiento".

La mujer, madre de un alumno de cuarto año, advirtió que "desde el viernes hay chicos que dicen que sienten olor a gas, siempre hay que esperar a que pase algo para que el ministerio haga algo".

Asimismo, confirmó que presentarán una denuncia en la Asesoría Tutelar de la Ciudad para que tome "cartas en el asunto" y que siguen "a la espera de que se presente alguien del Gobierno de la Ciudad para confirmar que no hay riesgo, y si lo hay que lo solucionen".

Según Pierángelli, "desde hace dos años presentamos denuncias en el Ministerio de Educación porque hay muchos problemas en la infraestructura del colegio. El año pasado los chicos pasaron el invierno sin calefacción porque había un problema con el gas".

Por último, la mujer confirmó que recibieron una notificación del rectorado anunciando la suspensión de actividades el día de ayer, pero no les enviaron "más novedades ni información".

Voceros de la cartera educativa porteña indicaron que personal de Bomberos de la Ciudad y de la empresa Metrogas realizaron hoy trabajos para determinar si existió una fuga de gas en el establecimiento.