Mientras que la estadística oficial revela un tenue freno a la pérdida de puestos de labor en la industria manufacturera, como también magro nivel de generación de empleo, un estudio privado contabilizó 1070 bajas en ese rubro, de un total de 1.500 despidos en el sector privado en diciembre pasado. Se trata de un paper que confeccionó el Centro de Economía Política Argentina que resume en 3.446 la banda negativa sobre cesantías y suspensiones para el cierre del año pasado. De allí que diciembre no solo acercó novedades negativas en cuanto a legislación por la validación parlamentaria del ajuste previsional y fiscal sino también deterioro en el empleo, como remarcan incluso los economistas que desde las distintas líneas que convergen en el PJ, subrayan en sus encuentros de análisis de coyuntura.

"La encuesta EPH del Indec además de revelar un muestreo de 80.000 casos, porción significativa, tiene bajo su óptica la mira del FMI entre otros estamentos internacionales, allí no se deducen perspectivas de recuperación de trabajo", reseñó una fuente de los economistas peronistas.

En diciembre hubo 1.500 despidos del sector privado, según un estudio de CEPA

Bajo la consideración del CEPA la sangría laboral fue similar al acumulado de noviembre, pero hubo algunos datos que encendieron las alarmas. Sucede que -de los 1442 despidos en el sector privado- el 75% (los 1070 empleos) se dieron en industrias fabriles. En esta área el deterioro laboral dobló las cifras del mes anterior.

Para los segmentos más deteriorados el informe del CEPA apuntó que el rubro alimentos y bebidas encabezó los despidos, con casos como los de Ingenio La Esperanza y Ledesma, Coca Cola, Granjas Riojanas y La Rioja Vitivinícola. Le sigue el caso de los despidos de BRF, en el sector frigorífico. Dentro de la actividad textil se realzan las compañías Kalpakian y Medias Ciudadela, caso que incluye 70 suspensiones. Sin perjuicio del detalle, como lo denunció la CGT a través de un comunicado suscripto por su consejo directivo el motor para el índice de despidos estuvo encabezado por el sector público, donde se registró el 60% de los casos. Es decir, 1904 despidos, para el detalle remarcaron que la estructura del Estado nacional tuvo 557 bajas en ministerios que se encuentran atomizados en las distintas carteras, y 654 en organismos descentralizados y la administración pública de la provincia de Buenos Aires marcó 564.

Entre los despidos en organismos descentralizados, el 91% de los mismos corresponden a Fabricaciones Militares (Córdoba, TDA y ENACOM

Desde el CEPA también alertaron que si bien el estudio incluye datos recientes, la estadística podría ampliar en guarismos más severos respecto al mercado de trabajo del país. "El último día del año pasado vencieron numerosos contratos en la estructura de la administración pública, incluso en los primeros días del corriente, como es de público conocimiento que incrementarían el porcentual informado". El capítulo incluye a 90.000 empleados de la administración nacional".

A contramano de la consideración del Gobierno, que no oculta su absoluta confianza en que la aprobación de la reforma laboral, frenará cesantías y consagrará blanqueo de trabajadores en negro, los técnicos del centro de estudios que confeccionaron el informe consideran que hay una gama de decisiones políticas y económicas que no son tenidas en cuenta si de lo que se trata es de recuperar al trabajo como variable económica, social y cultural.

El informe indica que "si se compara con el mismo mes del año anterior se percibe una sensible reducción (9.488 casos se produjeron en diciembre de 2016). Sin embargo, en la comparación respecto del mes anterior, se observa un fuerte incremento (1.412 casos en noviembre de 2017)".