Luego del repunte de los precios en el primer trimestre del año, el Banco Central (BCRA) espera que la inflación se mantenga alta en abril, por lo que decidió mantener sin cambios su tasa de referencia –el centro del corredor de pases a 7 días- en el 27,25 por ciento.

La autoridad monetaria además ratificó que está lista para endurecer aún más su política monetaria si, pasado este mes, la suba de precios no se desacelera tal como prevé.

El BCRA reiteró que considera que la aceleración de la inflación de los últimos meses es transitoria y que se debe a los fuertes aumentos en los precios regulados y a la rápida depreciación del peso entre diciembre y febrero pasados. Una vez superados estos factores, de acuerdo a las expectativas del Central, "la inflación consolidará su tendencia a la baja".

No obstante, si ello no ocurriera, el organismo que preside Federico Sturzenegger ratificó ayer que "está listo para actuar, ajustando su tasa de política monetaria".

En el comunicado de ayer la entidad monetaria reconoció el impacto de la devaluación sobre la suba de precios de los últimos meses y señaló que continuará interviniendo en el mercado cambiario para evitar "depreciaciones significativas" del peso.

Según el BCRA, una depreciación mayor a la ya ocurrida no estaría justificada ni por impactos económicos reales ni por el curso planeado de su política monetaria y, de no evitarse, "tendría el potencial de ralentizar el proceso de desinflación".

La entidad volvió a aclarar que la intervención cambiaria, sin embargo, es un "complemento y no un sustituto de la política monetaria". Y resaltó que considera que el actual sesgo de su política es adecuado, en su escenario en el que, una vez decantados los impactos de la suba de tarifas y con un dólar controlado, espera que la inflación caiga en línea con el sendero que busca para poder acercarse a la meta del 15% para este año.

Según el BCRA, su expectativa de una inflación más baja a partir de mayo está sostenida por estos cuatro puntos: la política monetaria es más contractiva que la observada durante la mayor parte del año pasado; las negociaciones salariales están pactándose de manera consistente con la meta del 15%; el proceso de ajuste de precios regulados se desacelerará fuertemente después de abril; y, por último, el nivel relativamente elevado del tipo de cambio real y la propia acción del BCRA llevan a no prever, en los próximos meses, depreciaciones significativas del peso.

Mañana el Indec dará a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, que consultoras estiman se ubicaría en torno al 2,3% para el nivel general. Los analistas tampoco son demasiado optimistas respecto de los datos de abril, que arrojarían según los pronósticos privados una suba de los precios minoristas de alrededor del 2,2 por ciento.

En el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), publicado la semana pasada por el BCRA, los participantes elevaron sus expectativas de inflación para este año de 19,9% a 20,3 por ciento. De acuerdo a este sondeo, el IPC de abril mostraría una suba de 2,1% para caer al 1,5% en mayo.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos