El Gobierno descartó de plano que esté pensando en dolarizar la economía, desestimando así las declaraciones de un asesor de la administración de Donald Trump, quien había asegurado que la Argentina y Estados Unidos trabajan en un nuevo plan de convertibilidad.

Voceros del Ministerio de Hacienda y del Banco Central negaron la posibilidad de otro 1 a 1. "Lo desmentimos totalmente", aseguraron y además aclararon que no existe ninguna propuesta en este sentido dentro del marco de las negociaciones que se están manteniendo con el FMI.

En una entrevista con el canal de noticias Fox, el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, había señalado que ya existen negociaciones entre el Gobierno de argentina y su par estadounidense en torno a la posibilidad de dolarizar la economía como una forma de salir de la actual crisis económica que atraviesa el país.

La convertibilidad "funcionó en los años 90: derribó la inflación y mantuvo la prosperidad" y "eso es lo que necesitan para volver a hacerlo", afirmó el asesor de Trump.

Desde el Gobierno afirmaron que las opiniones de Kudlow corren por cuenta de él pero aclararon que no existe ningún tipo de negociación con EE.UU. en este sentido.

"La única forma de salir del dilema de la Argentina es establecer una junta monetaria: el peso se vincula con el dólar", había asegurado el analista económico con llegada a la Casa Blanca consultado acerca de la crisis económica que sufre nuestro país.

"La gente del Departamento del Tesoro está en eso", indicó, dejando entrever la existencia de una negociación entre Argentina y Estados Unidos respecto de un nuevo plan de convertibilidad, tal como el que aplicó el Gobierno de Carlos Menem en la década del 90 y que terminó en la crisis de 2001. Sus declaraciones reavivaron el debate y el Gobierno salió a descartar la versión.