El congreso partidario del Frente Renovador que sesionó ayer en el predio de Parque Norte, por unanimidad, facultó a su principal referente, Sergio Massa, a emprender negociaciones con el objetivo de construir una coalición opositora "amplia, plural y federal" que logre derrotar al gobierno del presidente Mauricio Macri.

Sin dar precisiones pero sí claros indicios, el documento del massismo dejó expuesta su decisión de abandonar la ancha avenida del medio para avanzar en una nueva ruta que los conducirá hacia el peronismo kirchnerista, el cual por estas horas viene trabajando en el armado de un frente patriótico.

"La fragmentación de la oposición lo beneficia únicamente a Macri" y por lo tanto "contribuye a su posible reelección" señala el texto en uno de sus puntos, para acto seguido advertir que "la actual geometría de la oposición es insuficiente para garantizar la victoria y conseguir que Argentina tenga un nuevo gobierno en diciembre".

Por su parte Massa, quien fue el último orador durante el encuentro que reunió a 750 congresales de todo el país, instó por su parte a construir "una nueva mayoría opositora", centró sus críticas en la figura del mandatario nacional y responsabilizó a su gobierno por el "fracaso" de las políticas económicas aplicadas.

"El Gobierno de Macri fracasó, no fracasaron los argentinos. Fracasó porque hoy uno de cada tres argentinos es pobre, fracasó porque apostó a la timba y la especulación financiera en un país en donde la producción y el trabajo siempre han sido los motores del desarrollo. Fracasó porque nos volvió a poner de rodillas frente al FMI", afirmó.

En otro tramo, subrayó que el mandatario "eligió un mal camino, pero lo grave es que engañó y le mintió a todos los argentinos", tras lo cual llamó a "terminar de una vez con el negocio de la grieta. Hay que terminar con la idea de que se sostiene el poder dividiendo a los que piensan distinto", señaló.

"Quiero pedirles con mucha humildad a todos los dirigentes opositores, que por un instante abandonen la vanidad y piensen en el país que queremos construir", destacó el ex diputado nacional, quien acompañado por los principales referentes de su partido, dijo estar listo "para liderar", pero también dispuesto a "empujar el carro desde donde sea" para derrotar al gobierno de Cambiemos.

Finalmente Massa pidió no caer "en la trampa del debate de nombres" porque según dijo, "el secreto es construir una coalición amplia y federal" que le ponga fin a "este gobierno de pocos y para pocos".

Una vez hecho publico el mandato conferido al tigrense por el Frente Renovador, desde las filas del peronismo kirchnerista admitieron que existe "un 99 por ciento de posibilidades" de que este se termine sumando al armado de ese espacio.

"Massa va a terminar acá de alguna forma y creo que lo peor para él sería ir a competir en una PASO", sostuvo una fuente consultada por este diario, la cual viene participando de las negociaciones dentro de ese espacio.

"Si será a través de un armado a nivel nacional o cerrando un acuerdo en la provincia de Buenos Aires, eso no lo sé", agregó el dirigente que reflexionó que si "en nueve provincias donde han habido elecciones, el Frente Renovador ha estado adentro del peronismo, por qué nacionalmente habría de hacer otra cosa".

"Nosotros siempre hemos tenido las puertas abiertas para conformar el frente opositor lo más amplio posible. El enemigo está en la Casa Rosada gobernando mal la Argentina y la magnitud de la crisis por la que atraviesa el país hacen más que necesario que levantemos la bandera de la unidad", dijo por su parte el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, ante la consulta de BAE Negocios.