El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, adelantó ayer que no habrá bono de fi n de año para los empleados estatales. Tampoco recibirán un plus los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) ni los jubilados; por el contrario, sí lo cobrarían los trabajadores cooperativistas nucleados en organizaciones sociales.

A diferencia del año anterior, esta vez desde el Poder Ejecutivo nacional resolvieron no dar el debate sobre el reclamo sindical para que se pague una suma extra en diciembre próximo a los empleados del sector público. Ayer por la mañana, luego de la reunión de Gabinete, Triaca sostuvo en la sala de prensa de la Casa Rosada que “no estaba planteado pagar un bono de fi n de año”.

“Nosotros hemos firmado una paritaria donde se reconoce la inflación, por lo tanto creemos que no es una discusión que corresponde para este año. El año pasado era diferente porque no utilizábamos un mecanismo de negociación paritaria que contuviera la cláusula gatillo, como sí lo hicimos este año, lo que nos da certeza de que la retribución se va a adecuar a la inflación”, puntualizó el funcionario nacional.

Triaca descartó la posibilidad de que los gremios fueran a tomar medidas de fuerza en respuesta a la negativa del Ejecutivo de dar un plus compensatorio.

“Creemos que no hay marco para ningún confl icto porque mientras hay diálogo las cosas se solucionan. Hay un cambio de clima. Hay un gobierno que escucha, reconoce y también le pide a todos que haya un esfuerzo conjunto”, apuntó el titular de la cartera de Trabajo.

En el marco de las negociaciones entre el sector sindical y empresarial, en diciembre pasado, el gobierno de Mauricio Macri abonó un bono especial de entre 2.000 y 3.500 pesos a los empleados estatales nacionales, mientras que a los beneficiarios de las asignaciones Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo les pagó 1000 pesos extra por el primer hijo y otros 250 pesos por cada hijo adicional, hasta el quinto; es decir para las familias de cinco hijos, el monto máximo fue de 2.000 pesos.

La negativa del Gobierno de conceder un plus compensatorio a los estatales surge en medio del malestar de los distintos gremios de la CGT y las dos CTA por el proyecto de reforma laboral que impulsa el oficialismo. A eso se suma que desde las centrales sindicales advierten que antes de fin de año podría haber un nuevo recorte de la planta laboral en distintos organismos estatales.

Sobre ese punto, Triaca subrayó que en la reunión de Macri con sus ministros se mencionó la propuesta del ministerio de Modernización, que conduce Andrés Ibarra, para “optimizar” las estructuras del Estado pero evitó hablar de despidos.