La instancia legislativa es el camino que por ahora quiere seguir la Casa Rosada para poder avanzar en la reforma jubilatoria. Sumará un decreto de necesidad y urgencia para compensar a los jubilados. Hoy será un día clave en el Congreso.

Luego de que fracasara la sesión del jueves con una jornada de violencia y represión en las calles, el Gobierno intentará debatir el proyecto que busca instalar una nueva fórmula para los aumentos de los jubilados.

Las ideas y venidas internas -por la resistencia de Elisa Carrió- parecían subsanadas y todo parecía encaminado a la aprobación. Sin embargo la oposición logró frenar el debate en el recinto. Una vez que se levantó la sesión, el oficialismo optó por seguir negociando con el objetivo de tener un mayor respaldo en la Cámara. Una cumbre entre enviados del Presidente, gobernadores y legisladores terminaron de cerrar un acuerdo más firme para lograr el quórum de 129 diputados. Algunos que prometieron al Gobierno ocupar sus bancas se arrepintieron a último momento. Por eso la insistencia de convocar el viernes los gobernadores y un sector del peronismo. Por pedido de los bloques parlamentarios, el encuentro se hizo finalmente en el Congreso. Al despacho del titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, asistieron los mandatarios de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; Jujuy, Gerardo Morales; de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Chaco, Domingo Peppo; de Neuquén, Omar Gutiérrez, y Rosana Bertone de Tierra del Fuego. También el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Completaron la lista diputados nacionales de las provincias de Tucumán, Misiones, Catamarca y La Pampa,

Por parte del Gobierno, los negociadores fueron los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

El Gobierno buscó ratificar los acuerdos alcanzados con los mandatarios provinciales y lograr la sanción de las leyes clave. El Ejecutivo tenía previsto tratar la reforma previsional y la tributaria. Ante el clima tumultuoso de las comisiones, decidieron adelantar los tratamientos, y evitar llegar al recinto el 19 y 20 de diciembre, fechas sensibles por los hechos de 2001. Esta semana estaba previsto que llegue a Diputados el Presupuesto 2018, el consenso fiscal y ley de responsabilidad fiscal. Ahora se sumarán otras dos iniciativas por lo que podrían extenderse una semana más las extraordinarias. Por decreto, el Gobierno decidió debatir hasta el 31 de diciembre.

Una vez que se apruebe la ley saldrá el DNU. Lo acordado el viernes asegura un beneficio adicional para jubilados y pensionados con haberes inferiores a los 10 mil pesos y beneficiarios de la Asignación Universal por hijo. Todo a cambio de que habiliten en quórum. Los jubilados recibirán $750; los que tengan moratoria será de $350 y para la AUH sumarán $400. Será por única vez en marzo para compensar el atraso del aumento de primer trimestre.