Con algunas complicaciones en el Congreso para aprobar la reforma previsional y la laboral, el presidente Mauricio Macri y su Gabinete se reunirán en Chapadmalal a fines de la semana próxima para diseñar la estrategia a seguir en el ámbito parlamentario durante las sesiones extraordinarias y evaluar el desempeño de cada ministerio.

Una vez que finalice la cumbre de la OMC, el mandatario repetirá el mismo ritual de otros años para analizar su gestión. "Lo que hicimos hasta acá es extraordinario", dijo ayer Macri a través de las redes sociales como un adelanto de lo que le dirá a sus ministros en el Complejo Turístico de Chapadmalal. Sin embargo, el "retiro espiritual" tendrá como objetivo detenrse en los desafíos políticos.

A pesar del buen resultado que obtuvo la alianza Cambiemos en las últimas elecciones, el Gobierno nacional quedó en el ojo de la tormenta en reiteradas oportunidades a lo largo de este año. Desde la muerte de Santiago Maldonado en medio de una represión ilegal de Gendarmería y el asesinato de Jorge Nahuel a manos de la Prefectura hasta la desaparición del submarino ARA San Juan. A eso se sumaron las dificultades para cumplir con la meta de inflación que el Ejecutivo nacional estipuló a comienzos de 2017, la intención de Macri de condonar a su familia una deuda de 70 mil millones de pesos contraída por el Correo Argentino y las fuertes críticas de críticas internacionales de la CIDH, la ONU y Amnistía Internacional por la detención de la líder de la Tupac Amaru Milagro Sala.

Algunos de esos temas estarán sobre la mesa en el balance de fin de año. No obstante, lo que por estas horas desvela a Macri y su círculo íntimo es asegurase los votos en el Congreso para llevar adelante la reforma previsional y la laboral.

Aunque la reforma previsional ya cuenta con media sanción del Senado, en Diputados los principales bloques opositores advirtieron que no acompañarán la iniciativa del oficialismo. Ni el Frente para la Victoria, ni el Frente Renovador, al igual que la bancada que lidera Diego Bossio, están dispuestos a votar un cambio en el sistema de movilidad que consideran que perjudicial para los jubilados. En cuanto a la reforma laboral, el Gobierno nacional ni siquiera cuenta con el apoyo del titular del bloque de senadores del Frente para la Victoria- PJ, Miguel Ángel Pichetto.

El encuentro comenzará el jueves próximo y apuesta a diseñar una estrategia para las sesiones del viernes y el sábado. Otro de los ejes estará vinculado al desempeño de cada una de las carteras. Los ministros deberán presentar un análisis de los objetivos logrados durante su gestión.

Con el achique de la planta de trabajadores del Estado como vector, Macri bajará el mensaje de "austeridad" para que los integrantes de su Gabinete reduzcan al máximo posible los costos y los cargos de los ministerios.