A horas de la advertencia de los movimientos sociales respecto de tomar el 21F como un punto de inflexión para redoblar sus reclamos, la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley indicó que más del 60% de los beneficiarios, bajo tutela del Estado, no completó su educación secundaria. "El objetivo es que puedan terminarlo que elijan en qué se quieren capacitar", reseñó la funcionaria, remarcando con que no se trata de represalia alguna por la manifestación de esas organizaciones.

En tiempos de velocidad mediática, los dichos de Stanley a Radio Mitre tuvieron respuestas desde algunas falanges sociales. Desde la red Twitter Juan Grabois (CTEP) escribió: "La propuesta improvisada del Ministerio de Desarrollo Social no implica ni más control ni más capacitación. Es puro marketing como el plan empalme. Lo claro es que así van a destruir 700 proyectos sociocomunitarios dónde trabajan 30 mil laburantes", disparó.

Pese a la reacción inicial, durante la tarde Stanley y Grabois mantuvieron una reunión en la que acordaron estudiar la iniciativa en conjunto.

Stanley destacó que la conclusión del dato duro acerca del 60% de los beneficiarios que carecen de educación secundaria fue producto de una intensa actualización de datos y no de improvisación alguna. "Nos parece importante acompañarlos en este proceso", dijo la ministra para fundamentar el requisito obligatorio de la educación para acceder a beneficios. "Buscamos entender qué necesita cada persona y trabajar para cada una de ellas", destacó en la entrevista radial. En la estrategia del Gobierno se destacan dos perfiles: "Educación Formal Obligatoria" y "Formación Integral" para especializarse. Allí se precisan los trazos gruesos de un nuevo plan llamado "Hacemos Futuro", que integrará a los actuales beneficiarios del Argentina Trabaja y Ellas Hacen, los cuales dejarán de funcionar.

En el mismo tono coloquial la ministra aseveró que no se trata de represalia alguna por el pronunciamiento de la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa en la marcha del miércoles pasado que lideró el camionero Hugo Moyano.

En la víspera BAE Negocios ofreció la lectura de CTEP, Barrios de Pie y la CCC sobre lo que viene en cuanto a la tesitura de esos núcleos tras el 21F. El punto más alto lo había reseñado Juan Carlos Alderete (CCC) al advertir que sin respuestas a reclamos puntuales, habrá otra manifestación en la Avenida 9 de Julio para abril. Por su parte Daniel Menéndez, ante la consulta de este diario se expresó respecto de las declaraciones de Stanley: "Consideramos de suma importancia que se le siga dando un presupuesto adecuado a las áreas de capacitación. Pero es primordial que eso se transforme en trabajo digno y puestos laborales concretos", expresó.

A la hora de los ejemplos consideró también en los barrios hay muchas escuelas de oficio, "pero lo que falta es trabajo". Allí Menéndez subrayó su preocupación, "con los nuevos anuncios, no se prioriza la generación de empleo en cooperativas. Generan una falsa dicotomía entre capacitación y empleo, cuando las dos son igual de importantes".