El PJ bonaerense y Unidad Ciudadana acordaron que en las próximas elecciones primarias del 11 de agosto no haya competencia interna y que la fórmula a gobernador y vice se definirá previamente por consenso.

El pasado sábado en Avellaneda el peronismo bonaerense estampó una foto de unidad que dejó clara la grilla de nombres con chances de ocupar la codiciada candidatura: el ex ministro de Economía y diputado nacional Axel Kicillof; el también legislador de la Cámara baja Fernando Espinoza; y los intendentes de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; y de La Matanza, Verónica Magario.

La titular del bloque de senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana, Teresa García, aseguró que "por indicación" de la ex presidenta Cristina Kirchner "todo el accionar de la fuerza tiende a consolidar la unidad en la provincia".

"Lo aspiracional es que vaya todo el peronismo junto. En el caso de que no se logre con algún sector como el de (Sergio) Massa, (María Eugenia) Vidal igual está en serio riesgo en la Provincia. Ella es la mejor alumna de (Mauricio) Macri, que baja todos los días en la consideración pública. No existe el corte de boletas. La gestión de ella es mala de verdad", afirmó García.

En momentos en que se habla de un potencial acuerdo con el Frente Renovador -algo que se hizo más lejano tras la prohibición por decreto de las listas colectoras-, la legisladora le pidió a Massa "ponderar lo que significaría una derrota del peronismo" en territorio bonaerense.