El boom de obra pública impulsado por el Gobierno de Cambiemos provocó faltantes de insumos básicos para la construcción, que están empezando a traerse del exterior o llevaron a las empresas proveedoras como YPF a ampliar su capacidad de producción.

El caso más emblemático es el del asfalto, cuyo consumo se incrementó 75% durante 2017 y en enero continuó a un ritmo de más de 40%. Este producto está compuesto en un 95% por piedra y otro 5% por un producto químico derivado del petróleo que se procesa en las refinerías. YPF es la número uno del mercado, seguida de otras compañías del sector como Shell, que suele proveerlo al sector cuando la petrolera estatal no da abasto.

"Se amplió la planta de asfalto modificado, que es nuestra joyita y se está proyectando mejorar el cargadero, para que sea más eficiente el transporte y la carga del complejo industrial de La Plata", comentó a BAE Negocios una fuente de la petrolera.

La refinería ubicada en la capital bonaerense es la más grande de las tres que tiene YPF en el país y la única en donde se procesa este producto.

Algo similar ocurre con la piedra, que principalmente proviene de Córdoba, Neochea, y el área del eje cementero conformado por Tandil, Azul y Olavarría. Otro insumo clave para la construcción que comienza a escasear ante el boom de obras, por lo que también se está previendo una mayor explotación de estas áreas.

Lo cierto es que ante este cuello de botella las constructoras podrían importar los insumos desde el exterior, pero es una alternativa antieconómica por el alto costo, por lo cual en ocasiones las obras se terminan paralizando por algunos días.

En ese sentido, los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) de febrero mostraron que durante ese mes se importaron 15.572 toneladas, un 270% más en relación al mismo mes del año pasado, por lo que el bimestre finalizó con una suba de 300% en este componente, por más que la ecuación económica no cierre si las empresas se ponen a traer este insumo desde el exterior.

La capacidad instalada del sector hoy está cerca de su tope en 77%.

La construcción viene de crecer 12,7% en 2017 (el mismo porcentaje que había caído en 2016 cuando el Gobierno frenó todas las obras públicas) pero en el sector no esperan que este año se ponga un freno, por más que no haya elecciones de por medio. En enero avanzó 19% según el indec y en febrero 12,4% según el índice Construya que mide las compras de las principales empresas del sector.

Lo curioso es que la dinámica continúa a pesar de que el ejecutivo indicó que en enero los gastos de capital se redujeron 40%. "Esto es porque estamos utilizando los fondos del Sisvial que antes se destinaban para otra cosa", explicó a este diario un funcionario.

El Sisvial es un fideicomiso conformado con los fondos provenientes del impuesto al gasoil, y que ahora además será usado como garantía para los contratos de Participación Público Privada (PPP).

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos