Al cierre de esta edición, productores enrolados en la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) no habían recibido ningún llamado por parte de funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal. El objetivo de los ruralistas era lograr cambios en el aumento del 50% del inmobiliario rural aprobado semanas atrás por la Legislatura. Ahora deberán decidir si van al paro ante la ausencia del diálogo.

"No tenemos al momento respuesta a nuestra audiencia pedida al jefe de Gabinete, Federico Salvai", aseguró el tesorero de Carbap a BAE Negocios, Horario Salaverry, quien además aseguro que "tampoco hubo contacto con integrantes de la mesa provincial donde están las demás entidades".

Por lo pronto entre hoy y mañana las distintas rurales debatirán los pasos a seguir, el cual luego llevaran a la reunión de consejo a realizarse el jueves próximo.

Todo indica que si bien hay enojo por el aumento y algunos otros desconocían el alza. El productor está cosechando el trigo y pensando a la vez en terminar la siembra de maíz o soja a partir de las lluvias caídas el fin de semana.

Distintas fuentes señalaron que quizás se avance en medidas como asambleas en cada localidad y que habrá esperar a febrero o marzo cuando lleguen las boletas con las subas. Recién ahí analizarán si van o no a un paro que puede ser la no venta de los granos.

Ante el aumento de impuestos que no sólo afecta a los productores bonaerenses sino también a los cordobeses con aumentos del 40% y del 50% en el caso de San Luis, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa lanzó mediante un comunicado una advertencia dado que la carga tributaria hacia el campo va a un "ritmo de colisión". Chiesa consideró que "las tan ansiadas reformas anunciadas por el presidente Mauricio Macri en el CCK parecían aire fresco para el sector agropecuario, pero en el detalle, han sido sólo palabras y el sector agropecuario sigue siendo el que paga".

La Mesa de Enlace le pidió al ministro de Agroindustria, que interceda para que su par de Hacienda los reciba y así poder explicarle personalmente como la reforma impositiva afecta al sector. Hasta el momento no hay fecha para que Nicolás Dujovne los reciba.