El crédito en pesos al sector privado tuvo un mal cierre del año, al hundirse hasta el 8,5% del PBI, y de esta manera terminó el 2019 en mínimos históricos. Los préstamos venían recuperando desde octubre, pero en diciembre sufrieron una baja de 1,6% real en la comparación contra el mes previo y de 24,4% interanual. Los productivos tuvieron un desempeño dispar y en promedio mejoraron 1,4% mensual.

El dato oficial real y desestacionalizado será publicado el miércoles por el BCRA. Pero ayer la consultora LCG adelantó algunos números: "Se revierte el sendero positivo que se había evidenciado en octubre y noviembre. En diciembre, el financiamiento retomó la caída que evidenció durante todo 2019 con excepción de los últimos dos meses. Esto puede explicarse, en parte, por un contexto de incertidumbre y de pocas definiciones de política debido al cambio de gestión, que generaron un entorno de "esperar y ver". En términos anuales, las caídas siguen siendo pronunciadas, pero nuevamente hay una desaceleración de 1,1 puntos en la baja".

Además el informe detalló que el 2019 terminó en niveles históricamente bajos: "El crédito a empresas se contrajo en términos reales 24,4% (al considerar una inflación estimada de 55%). Esta caída tan aguda supera a lo evidenciado en recesiones anteriores y coloca a los préstamos como porcentaje del PBI en niveles muy bajos (8,5%). Los segmentos más perjudicados fueron los hipotecarios y prendarios (garantía real) y los préstamos personales (al consumo), con caídas de 34,2%, 47,8% y 38,4%, respectivamente".

En ese sentido, cabe destacar que hacia 2016 el crédito en pesos venía representando, desde hacía años, en torno al 15% del PBI, lo que ya era visto como escaso en términos de mercado financiero. En décadas previas llegó a representar el 25%, aunque en 2004 llegó a un pozo cercano al 10%. De cualquier forma, se trata de un nivel históricamente bajo. La súper tasa de interés, que buscó moderar la salida de pesos hacia el dólar, y la recesión económica fueron las principales explicaciones del fenómeno de contracción de los préstamos.

Las variaciones reales para los créditos en diciembre dependerá de la inflación del mes, que aun no fue publicada. El informe publicado por LCG estima una de 4%. Algunas consultoras prevén una suba de precios aun mayor, lo que complicaría más al sector. Para los créditos al consumo, la consultora observó una caída de 2,4% contra los niveles de octubre, en términos reales. Y de 22,9% en la comparación contra el mismo mes del 2018.

En diciembre se destacó la baja en las financiaciones con tarjeta de crédito, que venía repuntando con fuerza en los últimos dos meses. Esta vez cayó 0,6% y en el año cerró un 4,7% abajo. Los personales perdieron 4,8% en el mes y nada menos que 38,4% en la comparación contra el cierre del 2018.

El financiamiento a empresas mejoró el desempeño respecto al estancamiento que había mostrado noviembre, al crecer 1,4%. Documentos a una sola firma aumentaron 3,1% pero Adelantos en cuenta corriente evidenciaron una caída de 1,6% y compensó parcialmente para moderar el repunte. En términos anuales, los créditos recibidos por las empresas cayeron 17,8% real.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos