El dólar cerró otra jornada caliente y suma asi 11 días de subas. Ayer la divisa verde tuvo un alza de 17 centavos y cerró a un nuevo máximo de 18,78 para la venta. El billete llegó a venderse en bancos privados a $ 18,95. En dos semanas, la divisa acumula un avance de $ 1,14 y avanzó un 6,5%.

El dólar minorista terminó así en 18,28 pesos para la compra y 18,78 pesos para la venta, según el precio promedio informado por el Banco Central.

La divisa estadounidense registró un valor máximo de 18,85 pesos para la venta minorista en el Banco Galicia y un mínimo de 18,67 pesos para la venta electrónica en el Banco Nación y 18,70 pesos para el billete en ventanilla.

La suba se replicó en el mercado informal, donde el dólar blue superó los 19 pesos para la venta y cerró en 19,05 pesos.

En tanto, el dólar mayorista cerró en 18,33 pesos para la compra y 18,43 pesos para la venta, diez centavos diez arriba del final de ayer.

El volumen operado en el segmento de contado alcanzó 759,6 millones de dólares y en el de futuros del MAE sólo se negoció un millón de dólares.

"Si bien el dólar mayorista alcanzó el máximo los 18,61 pesos, a ese valor aparecieron bancos e inversores que aprovecharon el valor, que no se repite con frecuencia, para tomar ganancias y pasarse a pesos", indicó Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios. Muchos inversores apostaron a la venta para pasarse a pesos y darle mas aire al "carry trade", ya que los pesos colocados en Lebac, que pagan 29,06%, ofrecen un rendimiento de mas de 30 centavos y empujan al dólar a $ 18,92 para mediados de enero.

El otro récord de la rueda tiene que ver con el número de contratos operados en el segmento de futuros del Rofex, en el que se cerraron más de 1,6 millones de contratos negociados.

Lo cierto es que los grandes inversores salieron a buscar cobertura ante la fluctuación que muestra el tipo de cambio. En total se operaron 1.679 millones de dólares, de los cuales 32 por ciento fue en "roll over" a diciembre a 18,40 pesos y a enero a 18,77 pesos. El plazo más largo operado fue julio a 20,75 pesos. Los plazos bajaron de enero a agosto más de 2 centavos. En el mercado sostienen que afectó también la fuerte liquidez que dejó la última licitación de Lebac, que hizo que muchos bancos compraran para cerrar la posición de efectivo mínimo de diciembre.

Aunque no fueron decisivas, influyeron las adquisiciones estacionales de las multinacionales que tienen que girar divisas a sus casas matrices, la cobertura de cartera que hacen muchos bancos ante la proximidad de las vacaciones, y la compra de divisas por parte de los argentinos que viajan al exterior.