La diputada por el Frente Renovador Graciela Camaño aseguró que ese espacio va a rechazar los proyectos de ley del gobierno sobre reformas laboral y previsional porque advirtió que implican “un ajuste brutal”.

“Vamos a defender los intereses de los jubilados y los trabajadores”, adelantó la referente massista. En ese marco, interpretó que “las reformas previsional, laboral e impositiva figuran en el paper del FMI”, que meses atrás realizó una nueva revisión de las finanzas argentinas.

Al rechazar las iniciativas del gobierno de Cambiemos, Camaño dijo que “esto es un ajuste y no virtuoso sino brutal”. Y alertó que “el ahorro lo van a pagar los jubilados” con el cambio en la fórmula de la movilidad.

Asimismo, cuestionó el plan de blanqueo laboral al señalar que esas medidas surgen para “resolverles el problema a los empresarios que evaden”.

“Vamos a pagarles todos los argentinos a los empresarios que evaden”, conjeturó. Consultada sobre el aval que dirigentes de la CGT dieron al plan de reforma laboral oficial, dijo que se trataba de “un sector que tiene sus intereses y este proyecto los debe haber cubierto”.

Al diferencia de los primeros dos años de gestión, el oficialismo se volcó a acordar su agenda con los gobernadores, tras lo cual el espacio de Massa acentuó su perfil opositor.