La Cámara de Diputados convocó para hoy a las 11 a la sesión preparatoria en la que tomarán juramento los 127 diputados que fueron electos en los comicios de octubre.

Los nuevos legisladores comenzarán su mandato con el tratamiento de las distintas reformas que el Gobierno quiere sancionar antes de fin de año. Aunque aún no se hizo el llamado formal a sesiones extraordinarias, se espera que la convocatoria llegue en las próximas horas. (ver página 15)

El paquete de leyes a tratar incluye la reforma fiscal, la reforma previsional pero hasta ayer todavía persistían dudas acerca de la reforma laboral, que podría postergarse hasta marzo debido a las divergencias que existen dentro de la CGT. Es que el peronismo cercano al oficialismo pide señales claras para apoyar el proyecto.

Schiaretti, Urtubey, Casas y Manzur unieron fuerzas para hacerse valer en la Cámara baja

La nueva configuración política en la Cámara baja resultará favorable para la Casa Rosada. Cambiemos comenzará esta etapa con un interbloque de 108 diputados, conformado por la UCR, el PRO y la Coalición Cívica. Sumarían cuatro aliados más con el bloque que integrarán Martín Lousteau, Carla Carrizo, electos por la Cuidad, más la tucumana Teresita Villavicencio y el mendocino José Luis Ramón. El espacio se llamaría "Social Democracia".

Pero la mejor noticia para el poder central es que los diputados que responden a los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Casas (La Rioja) y Juan Manzur (Tucumán) decidieron conformar el interbloque Federal en conjunto con el espacio justicialista. Entre ambos sumarán 31 bancas, lo que les dará el poder de definir las votaciones. Este espacio, referenciado en los goberandores peronistas podría ser conducido por el salteño Pablo Kosiner. De este modo, remplazarán al Frente Renovador que desde el 2015 funcionó como el espacio más dialoguista con Cambiemos.

El oficialismo confía en obtener otros apoyos provinciales, entre los que cuentan con los 6 santiagueños que responden al gobernador Gerardo Zamora, además del salteño Alfredo Olmedo.

El massimso, por su parte, que tras las elecciones de medio término perdió gran parte de su capital político, pasará de tener un bloque de 31 bancas a tan solo 17 diputados. En ese espacio todavía se mantienen Felipe Solá y Graciela Camaño, pero ya avisaron que votarán en contra de las reformas propuestas por el Ejecutivo. El FpV, por su lado, será la segunda fuerza con 65 bancas. Con el regreso del santafesino Agustín Rossi a la conducción, el espacio se perfila como el más opositor a Cambiemos.