Con la bandera de la austeridad en tiempos de crisis y el minucioso análisis de la conveniencia electoral, gana terreno en el Gobierno la idea de suspender las PASO del 11 de agosto, una alternativa que todavía parece compleja pero que poco a poco se va materializando. Ayer, desde el oficialismo se presentó un proyecto de ley para que se suspendan los comicios en los distritos en los que no haya competencia. Como en ningún caso hay competencia para Presidente, las primarias "residuales" no incluirían en ningún caso esa categoría.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, inició la avanzada ayer al señalar que sería "sensato" suspender las PASO de agosto próximo en las provincias donde no habrá competencia interna. "Creo necesario revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones. Es sensato suspenderlas en los cargos y provincias que no hay competencia interna. El Congreso debería trabajar en eso, para cuidar el dinero público que debe ser prioridad de una buena administración del Estado", sostuvo Cornejo en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

El gobernador aludió así principalmente al gasto que requiere para el erario público la organización de esos comicios del próximo 11 de agosto (se calcula entre 3 y 4 mil millones de pesos), en los que al final casi no habrá enfrentamientos entre distintas listas del mismo frente político para dirimir candidaturas, más allá de casos a nivel municipal.

Cornejo adelantó que le encargó a los diputados y senadores nacionales que le responden que realicen un proyecto de ley para suspender las primarias. Casi en simultáneo apareció la iniciativa. Lleva la firma de la diputada radical jujeña Gabriela Burgos y especifica que "en el caso que no existan pluralidad de listas que compitan en forma interna dentro de los espacios políticos para los cargos nacionales, no se llevarán a cabo las PASO".

Dice, en cambio, que "si existe más de una lista para algunos de los cargos en disputa, solo se realizarán las elecciones en el distrito correspondiente para definir solo esas categorías y no para el restante de cargos nacionales".

Para Burgos, "es necesario no gastar los fondos públicos cuando no sea de utilidad y se obligue a la ciudadanía a emitir un sufragio que no decide nada electoralmente, evitando un enorme despliegue de fuerzas políticas y administrativas detrás de la organización de unas elecciones nacionales".

Días atrás, el Gobierno, a través del secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, se quejó por el gasto de las PASO y sugirió suspenderlas aunque reconoció que, ante la proximidad de esas elecciones, sólo sería posible mediante un acuerdo entre todas las fuerzas políticas, algo que se percibe poco probable.

"Las PASO son para que la ciudadanía participara de una interna abierta para definir los candidatos, pero cuando hay listas únicas se pierde eso", planteó Pérez.

"Tiene sentido el planteo (de no realizar las PASO), pero hay que plasmarlo en un acuerdo en el Congreso suspendiéndolas para esta oportunidad, cosa que no sé si va a ocurrir", agregó el funcionario en aquella oportunidad, al tiempo que descartó avanzar a través de un decreto.

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos