Genio, polémico, transgresor, amado y odiado. La vida de Héctor Ricardo García ha tenido ribetes de aventura. Su primera labor con una cámara fotográfica fue casi con los pantalones cortos en el diario peronista La Época. En ese entonces fue germinando su verdadera vocación en la búsqueda de la información. En los años 50 hizo su primera incursión como dueño y editor de su primera publicación: la revista Sucedió, una propuesta de actualidad con los hechos impactantes de la sociedad de ese entonces. A esto le siguió un verdadero hito: Así es Boca (1954) y, al poco tiempo, Así, que realizaba un abordaje con notas, coberturas y reportajes atípicos para ese entonces. Cabe señalar que en Así es Boca llevó a cabo la técnica de colorear las fotos y generó, en este sentido, un verdadero impacto.

A los 31 años, en 1963, tuvo lugar su gran creación periodística: el diario Crónica, cuya primera redacción estuvo ubicada en un departamento de la calle Corrientes, para luego trasladarse a la calle Riobamba 280, posteriormente sede del teatro Estrellas y, luego, Crónica TV. Años después, en Semana Santa de 1973, Crónica se mudó a su nuevo edificio, de 10 pisos, en Azopardo y Garay, ámbito donde funciona ahora el diario, la web y el canal Crónica HD.

Cabe señalar que el diario imprimía tres ediciones diarias: matutino, la quinta -que estaba en la calle a las 13- y la sexta, que salía alrededor de las 19, con toda la información de última mano, el fútbol y la lotería. Como dato estadístico fundamental, entre 1968 y 1973 el diario alcanzó un promedio de ventas de 600 mil ejemplares vendidos. Aunque, en dos oportunidades, logró el gran récord de un millón: el 31 de octubre de 1974; romance de Carlos Monzón y Susana Giménez y Argentina campeón del mundo en 1978. En tanto, una de las tapas históricas por excelencia fue la de “Murió”, en oportunidad de producirse el fallecimiento, en 1974, del presidente Juan Domingo Perón.

A todo esto, Héctor Ricardo García había sido dueño de Teleonce (hasta que el gobierno peronista, en 1974, no le renovó la licencia y lo estatizó) y en la década del 80 fue dueño de la señal de Teledós, en el que incursionaron ciclos como El pueblo quiere saber, Matrimonios y algo más, y locutores y periodistas de la talla de Jorge Jacobson, Jorge Fontana, Pinky, Lucho Avilés y Roberto Galán con sus emblemáticos ciclos Si lo sabe cante y Yo me quiero casar ¿ y usted?, en el que se casó a una pareja de enanos. Disruptivo total: esa emisión rompió con todo el rating. Por otra parte, también desfilaron figuras internacionales de primer nivel y hasta Sandro tuvo su propio ciclo en la citada emisora. En tanto, el recordado Estrellas dejó el lugar al canal luego que la Triple A de López Rega colocara una bomba (dejó el saldo de un espectador muerto y varios heridos) en la antesala de un recital de Nacha Guevara. En esa época, Crónica fue censurado por Isabel Perón y el ministro de Bienestar Social, López Rega, y, durante un tiempo, fue reemplazado por el diario Última Hora.

Otro de sus grandes hitos tuvo lugar en los años 60. Quiso el destino que fuera el único periodista presente en el Operativo Cóndor, en 1966, una de las acciones más audaces de de la resistencia peronista: el secuestro de un avión de Aerolíneas Argentinas por parte de 18 jóvenes militantes para hacerlo aterrizar en las Islas Malvinas. Así fue que García cubrió para Crónica la tremenda aventura, y registró cómo por primera vez flamearon banderas argentinas, durante 36 horas en Puerto Rivero.

La cobertura del asesinato de Norma Mirta Penjerek (episodio que generó una venta de 90 mil ejemplares) y un reportaje a Perón con una foto del general en pijamas y leyendo el diario marcaron una época.

Y llegó a la TV
Cabe destacar que Crónica TV, fundado en 1994, instaló la emblemática placa roja de Ultimo Momento. Y fueron suyas las primicias de los múltiples episodios: la renuncia de Domingo Cavallo, los suicidios de Alfredo Yabrán y René Favaloro, accidente en Aeroparque de Lapa, atentados a la embajada de Israel y a la AMIA, la muerte de Carlos Monzón, la tragedia de Cromañón, el suicidio en vivo del Malevo Ferreyra, el cenicerazo de Susana a Huberto Roviralta, la internación de Maradona en Punta del Este, la toma de rehenes de Ramallo y la tragedia de Once, entre otras. La recordada locución desde estudios de Claudio Orellano con la cobertura de un terrorífico “Pitufo Enrique” y las salidas “bombas” del inolvidable Carlitos Agüero desde la redacción de Crónica, constituyeron capítulos inolvidables de la misma manera que los reportajes bizarros de Anabella Ascar.

García también fue dueño de Radio Colonia y, a comienzos de los 80, la emisora tenía su estudio desde una oficina del quinto piso, donde estaba ubicada la redacción. Allí estaban Ariel Delgado, Riverito y otro inolvidable, Juan Carlos Altavista, Minguito. También fue dueño García del teatro Astros, años 70 y 80 (dirección artística de Ethel Rojo) en el último gran esplendor de la revista porteña y con tres funciones de lujosos espectáculos con Olmedo, Porcel, Moria, Susana, Calabró, Thelma Tixou y las últimas actuaciones de Tita Merello y Nélida Roca y otras luminarias, realizaciones pertenecientes a Gerardo Sofovich. También manejó el Tronador de Mar del Plata.

Cabe señalar que García contaba con dos avionetas para cubrir diversas coberturas por todo el país. Precisamente, dos accidentes en el Río de La Plata, a poco de salir de Aeroparque enlutaron con la muerte de 3 colegas fotógrafos a toda la familia Crónica.

Hécto Ricardo García sentó para la base de Crónica: muchas fotos, letras grandes, títulos catástrofe, información de actualidad, policiales, fútbol y espectáculos locales. Por otra parte, los chimentos de La Pavada, hicieron y hacen historia. García fue el mentor y puso su registro en la confección de esta sección, en tanto, La Pavada vespertina llevaba la autoría del recordado colega Néstor Romano y también tuvo el aporte de Jorge Rial (años 80, luego de su paso por La Razón). En un viaje por Japón, García descubrió (y lo instaló luego en Teleonce): el registro de la temperatura y el horario. Crónica matutina tuvo, probablemente, el director que mejor se ajustó a la base del diario: Mario “Manzanita” Fernández y también desfilaron Américo Barrios, Jorge y Tito Jacobson, Santo Biasatti, Luis Ventura, Marcelo Tinelli, como cronista del ascenso, Daniel Hadad, movilero de Teledós, en los 80. Fotografía también fue un bastión del diario y su jefe emblemático Roberto Vacaro cumplió con creces este objetivo. Las revistas Flash, Ahora, Estadio y Esto fueron, también, marcas registradas de Héctor Ricardo García.

Ver más productos

Jacinto Hoyuelos Gonzalez, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beato Jacinto Hoyuelos González

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos