En un clima de tensión y con la posibilidad cierta de una intervención del PJ Bonaerense por parte de la Justicia Electoral, las listas encabezadas por los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverria) por un lado, y la que hasta ahora lleva como único candidato al actual presidente de ese espacio, Fernando Espinoza, deberán presentar mañana ante la Junta Partidaria los avales correspondientes a los 135 distritos que componen el territorio de la provincia de Buenos Aires.

Si bien el hombre fuerte de Merlo asegura contar con el apoyo del 80% de los jefes comunales y de haber cubierto todas las formalidades que establece el estatuto partidario, desde las filas del matancero, advierten que a estos aún les estarían faltando los avales de los municipios de la octava sección y de otros tantos distritos del interior del territorio.

“En relación al tema de los avales estamos perfecto”, dijo a este diario una fuente cercana a Menéndez, que agregó que “ese rumor lo quieren instalar desde La Matanza, pero Gustavo ha respetado todas las formalidades y no hay ningún problema”.

“Nosotros hacemos política de otra manera”, dijo en un tono cortante la fuente consultada, la cual al ser interrogada sobre si efectivamente contaban con los avales necesarios, respondió con un escueto “si”.

“El martes (por mañana) la lista de Gustavo no tendrá ningún problema ante la Junta partidaria porque estamos cumpliendo con todas las formalidades que indica el Estatuto del PJ”, agregó para advertir que luego y “si se presenta alguna otra lista, competiremos con ella y veremos cual es la decisión de los afiliados”.

“No es que Fernando quiera impugnar a la lista de Menéndez, sucede que a esa lista le están faltando los avales en varios municipios como La Plata, Junín, La Matanza, Moreno y José C. Paz y de otros tantos distritos del interior”, se atajó a su vez un dirigente cercano al aún titular del peronismo de la provincia.

“Es la Junta Electoral la que deberá definir si la nómina de Menéndez se encuentra a derecho y por lo tanto es válida o no, lo cual se resolverá el martes”, agregó, para luego advertir que en caso de que la lista del alcalde de Merlo no sea habilitada y este “decide hacer la protesta, tendrá que acudir a la justicia electoral, lo que podría terminar con la intervención del partido y sería un escándalo”.

Desde ese sector, se esperanzan en que ante la situación planteada, la “única alternativa es integrar en una sola a ambas listas”, lo cual parece no estar contemplado por Méndez y los intendentes que lo respaldan.

Pese a que previamente todos los sectores del peronismo bonaerense coincidían en la necesidad de confluir en una lista de unidad de cara a las elecciones de autoridades partidarias que se celebrarán el próximo 17 de diciembre, lo cierto fue que entre el jueves -momento en que se vencía el plazo de presentación- y la madrugada del viernes -plazo de gracia concedido por la Junta electoral partidaria-, la posición inflexible y casi en solitario de Espinoza de no bajar su candidatura, impidió alcanzar un acuerdo pese a las afiebradas negociaciones.

  • “No me voy pero tengo cosas por decir”

El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, afirmó ayer que no abandonará el espacio que lidera la senadora electa, Cristina Fernández, aunque advirtió que tiene “cosas por decir”.

Al referirse a la carta de su autoría con criticas hacía Unidad Ciudadana, el ex ministro dijo: “Yo de este palo no me voy, pero tengo cosas por decir y no las pienso callar. Tengo 60 años, estoy muy viejo para pasar por pelotudo”,.

Agregó que no ha podido hablar con la ex mandataria “para contarle los errores que entiendo que estamos cometiendo”, pese a lo cual advirtió que Cristina “es la única que puede dar la discusión” al gobierno de Cambiemos.