Los datos de octubre, últimos oficiales, fueron más alentadores en el paladar del Gobierno para los asalariados registrados del sector privado, ya que por primera vez en bastante tiempo marcaron crecimiento. "Por ahora es solo un mes y hay que ver si ello se debió a factores excepcionales o se trata de alguna tendencia que se prolonga en el tiempo", analizó Luis Campos desde la CTAA. Acercó además otra lectura simultánea a esa mejora respecto del tercer trimestre 2017, "el crecimiento del trabajo no registrado que pasó del 33,8% en mismo lapso de 2016 al 34,4% a julio, agosto y septiembre 2017".

"Sin dudas estamos frente a datos que dan cuenta de un aumento de la precarización contractual, que es solo una de las dimensiones de la precarización laboral, por vía de una caída de los niveles de asalarización, aumento relativo más importante de figuras no salariales por sobre las modalidades salariales, y de un aumento del trabajo no registrado".