Sigue escasa la oferta de empleo: la desocupación bajó solo dos décimas en un año (pasó de 8,5% a 8,3%), con casi 222.000 personas en el tercer trimestre que pese a estar empleadas, buscan otro trabajo. En el conurbano bonaerense (GBA) el desempleo continúa por arriba del 10%. De acuerdo al Indec, si se compara contra el segundo trimestre de 2017, los desocupados fueron cuatro décimas menos (8,7%)

Lo cierto es que lo que creció fuerte es la tasa de subocupación demandante, es decir la gente que trabaja menos de 35 horas semanales y quiere hacerlo más, ascendió a 7,9% en el tercer trimestre, frente al 7% de igual período del año pasado de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

En tanto, la tasa de subocupación de los no demandantes bajó al 2,9% este año desde el 3,2% de julio-septiembre del 2016.

Esta baja en la tasa de desocupación se dio en el marco de un fuerte aumento en la actividad económica, según registró el propio Indec, con crecimiento interanuales del 4,9% en julio, 4,3% en agosto y del 3,8% en septiembre.

El Indec estimó que en los 31 conglomerados urbanos que releva la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) hay 1.058.000 personas desocupadas, y 1.380.000 subocupadas.

Además, alrededor de 1.959.000 personas que, aunque tengan un empleo, se encuentran buscando otro de manera activa.

Por regiones, el Gran Buenos aires, con una tasa de desocupación del 10,3%, se colocó en la vanguardia de los conglomerados de más de 500.000 habitantes en la tabla de desempleo; seguido por Córdoba, con el 9,1%; San Juan y Mar del Plata, ambas con el 9%; Catamarca, con el 8,56%; Salta, con el 8,5%; Rosario, 8,4%; y Bahía Blanca, 8,1%.

En tanto, Viedma-Carmen de Patagones, con el 1,7% resultó el conglomerado con menor tasa de desocupación, con el 1,7%; seguido por Santiago del Estero, 2,4%; La Rioja, 2,8%; Comodoro Rivadavia, 3%; Formosa, 3,1%; y Resistencia y Corrientes, con el 3,4% en ambos casos.

Por su parte, los conglomerados menores a 500.000 habitantes presentaron una tasa de desocupación promedio de 5,3%, con un incremento de siete décimas porcentual respecto al 4,8% de igual período de 2016.

La Población Económicamente Activa (PEA) está compuesta por los ocupados y los desocupados. Este último grupo presiona activamente sobre el mercado laboral en búsqueda de una ocupación. A fin de tener un indicador sobre la presión global se suman los ocupados que, si bien tienen un empleo, buscan activamente otro (ocupados demandantes).

En una gradación menor de presión laboral, se encuentran aquellos ocupados que no demandan activamente otro empleo pero están dispuestos a extender su jornada de trabajo. Ejemplo de estos son los subocupados no demandantes y otros ocupados no demandantes disponibles.

En los últimos días, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, destacó el "consenso amplio" alcanzado en torno al proyecto de reforma laboral y criticó al peronismo por rasgarse las vestiduras pero no haberle conseguido trabajo decente a los argentinos en décadas.